Público
Público

Rivera impone seis condiciones para el 'sí' a Rajoy, entre ellas investigar la financiación ilegal del PP

El líder de la formación naranja asegura que si mañana en su reunión con el líder del PP “se aceptan estas condiciones todo está abierto, no vamos a ir a la negociación con el freno de mano puesto”

Publicidad
Media: 2.88
Votos: 8
Comentarios:

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la declaración ante los medios de comunicación que ha ofrecido hoy en el Congreso de los Diputados.- EFE/J. P. Gandul

MADRID.- El líder de Ciudadanos, Albert Rivera , ha dejado abierta esta tarde la posibilidad de un respaldo positivo de los 32 diputados de la formación naranja a la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, a la presidencia del Gobierno. Para ello Rivera ha planteado seis condiciones que son “una condición sine qua non” para empezar a negociar con la formación conservadora.

Las seis condiciones plantean, en primer lugar, “la separación inmediata de cualquier imputado por corrupción”; la segunda condición exige “la eliminación de los aforamientos porque todos debemos ir a la primera instancia judicial”; en tercera posición Rivera ha exigido “una nueva ley electoral que incluya al menos las listas desbloqueadas para que los ciudadanos puedan elegir a sus candidatos, que todos los votos tengan el mismo valor y la supresión del voto rogado”.

Rivera: “No vamos a negociar con un no candidato

La cuarta exigencia establece “acabar con los indultos por corrupción política”; en quinto lugar el líder de la formación naranja ha pedido “limitar los mandatos a ocho años o a dos mandatos para el presidente del Gobierno”; y por último, Rivera requiere a Rajoy y al PP un ejercicio de “transparencia y la creación de una comisión de investigación (en el Congreso de los Diputados) sobre la financiación del PP, es decir sobre el caso Bárcenas”.

Rivera ha hecho este anuncio apenas unas horas antes de mantener este miércoles a las 10 de la mañana su segunda reunión con Rajoy en la que el candidato del PP pretende recabar el apoyo de Ciudadanos, hasta el momento instalado en la mera abstención en una segunda votación. El propio Rivera ha explicado que le ha trasladado esas condiciones en una conversación previa al inicio de su comparecencia ante os medios de comunicación.

La fecha del debate de investidura, condición previa

Además, Rivera, como una condición previa a todo este paquete de compromisos, ha anunciado que exige “una fecha y hora” para la celebración del pleno de investidura del candidato Mariano Rajoy. “No vamos a negociar con un no candidato. Antes de nada se ha de comprometer, aunque sea mediante un anuncio de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a establecer el día de la investidura”.

La posición anunciada en la tarde de martes con cierta solemnidad –su comparecencia se ha producido en uno de los escritorios del Palacio junto al hemiciclo y con la petición expresa de que se colocaran las banderas de España y de la UE – se ha producido después de una reunión de la Comisión Ejecutiva de su partido, convocada al margen de las pautas habituales en la formación naranja. “Este es el mandato que tengo de mi ejecutiva para la reunión de mañana con el señor Rajoy”, ha dicho Rivera.

Acusa a Sánchez de "dejación de responsabilidad y desaparecido de escena”

Esta actitud supone un giro radical a lo mostrado hasta ahora por Ciudadanos, cuya estrategia anunciaba un voto negativo en primera instancia y la abstención en una segunda votación. Paralelamente a su anuncio, Rivera ha criticado duramente al PSOE y su líder, Pedro Sánchez – con quien suscribió un acuerdo para la sesión de investidura del entonces candidato socialista – a quienes calificó “de dejación de responsabilidad y desaparecido de la escena política”, respectivamente.

Con su anuncio, Rivera deja abierta la puerta para un voto afirmativo a la investidura de Rajoy, eso sí, con el condicionante de sus seis premisas. “Si (Rajoy y el PP) aceptan todas estas condiciones todo está abierto; no vamos a ir a una negociación con el freno de mano puesto”, ha dicho de forma gráfica el líder de la formación naranja.

Como justificación de sus condiciones Rivera ha sido explícito: “No nos fiamos de este Gobierno y del señor Rajoy. Por eso planteamos esas seis condiciones antes de empezar a negociar”, ha dicho con cierto énfasis.

Rivera ha descrito que, una vez fijada una fecha para la investidura de Rajoy y aceptadas las seis condiciones, “se abre una negociación sobre los programas y los asuntos importantes que interesan a los ciudadanos españoles”. Una negociación, ha puntualizado, “también en base a los aspectos recogidos en el programa de Ciudadanos”.

Sin embargo, durante su comparecencia y en sus respuestas a los periodistas – las preguntas han sido limitadas a tan solo cinco – no ha explicado los pormenores de sus exigencias. Por ejemplo, si la separación “inmediata” de aquellas personas imputadas por casos de corrupción o la eliminación de aforamientos tiene efecto sobre políticos ya investigados o solo a quienes lo sean a partir de estos momentos. El caso de Rita Barberá es uno de los exponentes más llamativos a incluir en esas exigencias.

Respecto a la limitación de mandatos, durante las negociaciones de Ciudadanos para apoyar a un gobierno del PP en La Rioja el pasado año tras las elecciones autonómicas la formación naranja exigió también la limitación de mandatos. Sin embargo, se planteó a partir de la firma del acuerdo, no obtante, el entonces presidente y aspirante a repetir en el cargo, Pedro Pérez, dimitió por decisión propia ya que llevaba tres mandatos. Actualmente es vicepresidente del Senado. 

ENCUESTA

Debate y participa con tu voto y tus argumentos: