Publicado: 14.09.2015 10:59 |Actualizado: 14.09.2015 12:59

Romeva llama al diálogo: "El principal aliado de España será Catalunya"

El cabeza de lista de Junts pel Sí promete que crearán un país "en el que nadie se sienta extranjero", si logran formar un "gobierno de concentración" que les permita seguir la senda del independentismo.

Publicidad
Media: 3.38
Votos: 8
Comentarios:
El cabeza de lista de Junts pel Si a las elecciones al Parlamento de Catalunya del 27 de septiembre, Raúl Romeva, durante su participación hoy en el desayuno informativo organizado por Fórum Europa. / ZIPI (EFE)

El cabeza de lista de Junts pel Si a las elecciones al Parlamento de Catalunya del 27 de septiembre, Raúl Romeva, durante su participación hoy en el desayuno informativo organizado por Fórum Europa. / ZIPI (EFE)

MADRID. —"Si alguien quiere hacer un referéndum que lo ponga encima de la mesa". Räul Romeva repite la idea fuerza lanzada por el president Artur Mas en sus últimas intervenciones públicas: quieren un referéndum similar al escocés, pero se ven avocados a "embarcarse en esta aventura" porque el Gobierno estatal no atiende a razones, porque esta es la única vía "legal" para lograr la independencia, que es precisamente el programa que defiende su lista: primero, la independencia, lo demás llegará después.

Romeva sostiene que iniciarán este camino si logran los 68 escaños de mayoría simple en el Parlament —aunque no cuenten con la mayoría de votos de los catalanes— e insiste en que esto no debe implicar la obligada salida de Catalunya de la UE. Con varios guiños al resto de países de la Unión, en los que se sigue de cerca la situación en Catalunya, el número 1 de Junts pel sí afirma que si la independencia deriva en la salida de Catalunya fuera del marco europeo será por motivos "políticos".



Romeva: "Han hecho más por llenar calles y urnas el próximo 27 PP y PSOE que cualquier intervención" de cualquier "líder político"

Frente a esto, y denunciando la utilización del Tribunal Constitucional que a su juicio han hecho PP y PSOE contra Catalunya, Romeva insiste en tender puentes, en despejar las incertidumbres sobre este hipotético escenario, y sostiene que este servirá también para mejorar las relaciones con España, que no persigue ir "contra nadie". "El principal aliado de España en el corto plazo será Catalunya" afirma.

El cabeza de lista de Junts pel sí ha pronunciado estas declaraciones este lunes, en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum en el Hotel Palace de Madrid.
Romeva ha defendido que el "Gobierno de concentración" que formarán de cumplirse las estimaciones de las encuestas el próximo 27S será un ejecutivo de transición", hasta la celebración de "elecciones constituyentes".

Reconoce que Artur Mas, actual president y número cuatro en la lista, será el encargado de ponerse al frente del Ejecutivo, pero rechaza explicar cuál será su papel. "No toca". "Mi futuro personal es lo menos relevante". "El papel se verá en función del escenario, asumiré el que me toque", zanja.

El Estado, "en contra"

Romeva insistía este lunes en señalar al Gobierno central del Partido Popular y a sus antecesores del PSOE como responsables de la situación que hoy viven Catalunya: "La percepción de mucha gente no es que tengamos un Estado a favor, lo tenemos en contra"."Han hecho más por llenar calles y urnas el próximo 27 PP y PSOE que cualquier intervención" de cualquier "líder político", insiste, recordando los recursos de incostitucionalidad interpuestos por el Ejecutivo del PP, o por la subida de tono del Gobierno de Rajoy durante los últimos meses en lo que respecta a Catalunya.

En esta línea, defiende que en Junts pel sí puedan integrarse formaciones de izquierda y derecha (ERC y CDC) para trabajar por un objetivo común, que a su juicio les permitirá grarantizar "respuesta a cuestiones de emergencia social". Cuestiones de emergencia que derivan en parte de los recortes aplicados por el president Mas, aunque Romeva no hace autocrítica de su candidatura ni de la gestión del president. Preguntado por la corrupción que salpica al partido del número cuatro de su lista, el número uno evita pronunciarse, aclarar si estos casos son o no "personales y aislados", como defiende Mas, y sólo afirma que "el mal uso de recursos públicos" debe "atajarse de raíz, suceda donde suceda".