Publicado: 20.11.2014 19:00 |Actualizado: 20.11.2014 19:00

Rosa Díez y Albert Rivera rompen definitivamente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tienen mucho en común, pero sus diferencias han sido, finalmente, insalvables. UPyD y Ciudadanos (C's) no irán juntos a las elecciones municipales y autonómicas del próximo mayo. Así lo han decidido este jueves en la última reunión que, tras más de dos meses de negociaciones, han mantenido los líderes de ambas formaciones, Rosa Díez y Albert Rivera, respectivamente.

Rivera ha lamentado, al término del encuentro, esta situación. El líder de C's, en una rueda de prensa, ha declarado que siente que se ha equivocado al tratar de plantear esa alianza con la formación magenta y ha comentado que algunas voces dentro de su partido ya le habían advertido respecto a la difícil negociación con UPyD. "Ahora les debo reconocer que le he dado la razón a aquellos que nos decían que Díez nunca querría un acuerdo con Ciudadanos", ha dicho a los periodistas.

Rivera se ha esforzado en señalar que la líder de UPyD, así como los demás miembros de su Ejecutiva que han acudido a la reunión y que formaban parte del grupo de trabajo establecido entre ambas formaciones, "sólo buscaban el desacuerdo". "Hoy se ha resuelto la incógnita sobre si Rosa Díez quería de verdad un acuerdo o únicamente buscaba tiempo ante la presión interna y pública que pedía ese acuerdo". "UPyD ha venido a levantarse de la mesa, con las conclusiones ya escritas antes de la reunión", ha denunciado Rivera, en referencia a un amplio informe que los magentas habían hecho con su evaluación de las negociaciones y los puntos a favor y en contra que encontraban respecto a una confluencia de siglas. 

Rivera anunció que C's se presentará en toda España y pidió el voto de los militantes de UPyD

"Cuando dos hermanos o dos primos hermanos buscan diferencias entre ellos las encuentran", ha explicado gráficamente. "Y cuando buscan similitudes, también", ha añadido con el fin de resaltar que desde Ciudadanos buscaban la fusión. "Creemos que sumar es mejor que restar y que ir juntos es mejor que ir separados", destacó, invitando a los "votantes, militantes e incluso a cargos públicos de UPyD" a votar a C's, que, según anunció, tiene intención de presentarse en toda España.

"Un país no se arregla desde partidos pequeños sino desde un proyecto de la mayoría de los españoles", mitineó Rivera, que defendió que esa "inmensa mayoría" quería su propuesta de tercera vía "como alternativa al bipartidismo decadente, a los populismos imposibles y a los separatismos".  "Después de todo esto, mucha gente quiere seguir sumando y no les importan unas siglas o un color, sino proyectos e ilusiones", agregó.

Precisamente esta actitud de Rivera es uno de los principales motivos por los que UPyD mostró su desconfianza desde un principio con respecto a una fusión con C's. El partido catalán ha absorbido, según los magentas, a unas 17 formaciones locales con el fin, dicen, de "expandirse" por España.  "Cuando ellos decidieron romper es cuando tenían que habernos facilitado información sobre sus acuerdos con otros partidos", explicó Ramón Marcos, diputado de UPyD en la Asamblea de Madrid y miembro del Consejo Político y de Dirección de la formación, en una rueda de prensa posterior a la de Rivera y en la que no estuvo presente Rosa Díez.

"Nosostros aspiramos a ser una alternativa, pero si esa tercera vía que proponen es un conjunto de franquicias, con nosotros no pueden contar", explicó también el secretario general del grupo parlamentario magenta, Andrés Herzog. "La negociación se ha roto abruptamente", lamentó. "Y no me cabe duda de quién es el responsable: el que pide todo para que no pueda haber acuerdo", señaló, en justa reprocidad al ataque de C's. Con ello, el también responsable de Regeneración Democrática del partido insistió en que no ha sido posible el acuerdo porque C's ha puesto sobre la mesa un "todo o nada" que ellos no podían aceptar. 

Herzog: "No me cabe duda de quién es el responsable (de la ruptura del acuerdo): el que pide todo para que no pueda haber acuerdo" Se refería Herzog a la "ambiciosa" propuesta de Rivera de crear una lista y un programa común con los que presentarse juntos el próximo mayo. Además, según el dirigente de UPyD, "se han dinamitado los cauces que se habían creado" para la negociación, dijo, refiriéndose a las prisas que, de repente, le entraron a Ciudadanos por cerrar un pacto electoral ya. 

"Que cada uno saque las conclusiones de quién ha roto y quién ha incumplido los acuerdos a los que habíamos llegado de dar tiempo al grupo de trabajo creado y que todo lo que se discutía, se discutiría de forma interna", continuó Herzog, criticando que Rivera hubiera hecho pública su propuesta de pacto en los medios de comunicación antes de avisar a UPyD. "¡Si esto lo incumplen a la primera de cambio, cómo vamos a creer todo lo demás que puedan decir!", exclamó. 

"Por supuesto que tenemos coincidencias programáticas, pero cuando analizamos el modelo de cada uno, es muy distinto, y eso tiene mucha relevancia política aunque para ellos sean simples diferencias administrativas", agregó Herzog. De hecho, para UPyD sí había una posibilidad de acuerdo: en Catalunya. El responsable del partido en dicha comunidad, Ramón de Veciana, manifestó en la citada rueda de prensa que, si hubiesen "profundizado" en las negociaciones, allí sí "se cumplen las condiciones objetivas para poder llegar a un acuerdo porque es la única región donde C's puede decir que es un partido". "Pero esa mano que hubiésemos ofrecido hoy ha sido rechazada de antemano", criticó. 

Rivera, por su parte, aseguró que Ciudadanos no tira la toalla en cuanto a la búsqueda de un posible pacto con UPyD. Eso sí, no ahora, después de la reunión de esta tarde. "Nunca diremos nunca pero hoy, después de la enésima negativa de UPyD, no vamos a perder ni un minuto en proponer una suma a quien no quiere sumar", sentenció el líder catalán. "Nosotros vamos a demostrar que nosotros funcionamos a base de hechos y no de simples palabras. Vamos a conseguir ilusionar a la gente. Ese es el reto que tenemos por delante", zanjó el cruce de acusaciones, por su parte, Herzog.