Publicado: 09.07.2016 12:18 |Actualizado: 09.07.2016 16:18

Sánchez anuncia el “no” a Rajoy y que el PSOE estará en la oposición

El líder del PSOE lanza duras críticas a Pablo Iglesias que parecen disipar, por ahora, cualquier intento de que Sánchez pudiera intentar otra investidura si Rajoy fracasa.

Publicidad
Media: 3
Votos: 9
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (3i), junto al secretario de Organización y Acción electoral, César Luena (2d), y el secretario de Acción Política y Ciudadana, Patxi López (d), la presidenta del partido, Micaela Navarro (2i), y el secretario

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (3i), junto al secretario de Organización y Acción electoral, César Luena (2d), y el secretario de Acción Política y Ciudadana, Patxi López (d), la presidenta del partido, Micaela Navarro (2i), y el secretario de Política Federal, Antonio Pradas (i), durante la reunión hoy del Comité Federal del PSOE para fijar su postura sobre la formación de gobierno tras las elecciones generales. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- Tras catorce días de silencio, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, habló ante el Comité Federal del PSOE para anunciar, digamos oficialmente, el “no” socialista a la gran coalición, el “no” socialista a apoyar un Gobierno del PP desde fuera, y el “no” socialista a dar el apoyo al PP en una investidura.

Sánchez indicó que el PSOE es la alternativa a la derecha, y, por ello, también anunció que su propósito es liderar la oposición como primera fuerza de la izquierda en el Parlamento, lo que parece alejar, de momento, cualquier posibilidad de que el líder socialista intente un “Gobierno del cambio” si fracasara Mariano Rajoy, como le han propuesto varios barones.



El líder del PSOE recordó que el PP ha sido la primera fuerza en votos y escaños, y por ello tiene la obligación de intentar la investidura y articular una mayoría parlamentaria sobre la que descanse un Gobierno estable, “y le exijo a Rajoy que se ponga a trabajar de verdad, que anuncie cuanto antes su voluntad o no de ir a la investidura, y que construya una oferta programática que le permita ganarse apoyos entre sus aliados naturales, entre los que no se encuentra el PSOE”, reiteró.

Reiteró que ése es el camino que debe recorrer Rajoy si quiere comprometerse con sus votantes, y olvidarse “de que el resto” le resolvamos su investidura, “porque lo que no puede exigir Rajoy al PSOE es su apoyo. Los españoles nos han situado en la alternativa al PP, y la alternativa al PP no puede ser la solución del PP. Así de sencillo y claro. ¡Que busque otros aliados!”.

Sánchez así adelantó que los planes del PSOE pasar por hacer una “oposición útil” que intente aglutinar el mayor número de apoyos para hacer posible un cambio real de las políticas que España necesita, “desde el ejercicio leal y democrático de la oposición parlamentaria”.

Es decir, por ahora, el líder socialista no mostró intención alguna de intentar otra investidura con las llamadas fuerzas del cambio, y además acompañó su discurso con durísimas críticas al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Calificó al líder de Podemos como el “hijo político de Anguita” y afirmó que su obsesión por el “sorpasso” y acabar con el PSOE sólo ha tenido un triunfo, “evitar un Gobierno socialista y preservar el Gobierno de Rajoy. ¡Ahí sigue el señor Rajoy, enhorabuena señor Iglesias, todo un logro histórico!”, exclamó.

Sánchez dijo no sentirse satisfecho con el resultado electoral que obtuvo el PSOE el 26-J y aseguró que no lo estará hasta que los socialistas vuelvan a ser la primera fuerza política. Pero recordó que hubo una “confluencia poderosa de intereses” contra el PSOE a la que, en su opinión, se la ha aguantado el pulso.

“La derecha puede ganar las elecciones al PSOE pero nunca, por mucho que encuentren aliados en su intento, podrá acabar con el PSOE”, apuntó Sánchez, en una de las frases más aplaudidas de su intervención.

Tras la intervención de Sánchez, la reunión del Comité Federal continuó a puerta cerrada donde hubo numerosas peticiones de palabra.