Publicado: 29.08.2016 14:15 |Actualizado: 29.08.2016 17:33

Sánchez se enroca en el 'no' a Rajoy pero tampoco se erige en alternativa 

Califica de “prescindible” la reunión de 20 minutos que ha mantenido con el presidente en funciones y asegura que éste se encamina a una "derrota anunciada", cuya responsabilidad recae "en exclusiva" en él.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso, tras la reunión que ha mantenido con el presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. EFE/Mariscal

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso, tras la reunión que ha mantenido con el presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. EFE/Mariscal

MADRID.- Pedro Sánchez ha reiterado el “no” del PSOE a Mariano Rajoy en la investidura que se celebra esta semana, durante una breve reunión de apenas 20 minutos que el propio líder socialista calificó de “prescindible”.

Sánchez lanzó dos mensaje claros tras su encuentro con Rajoy: la coherencia del “no” del PSOE mantenida desde el día siguiente del 26-J; y que si el presidente en funciones no logra la investidura este viernes “la responsabilidad será sólo suya”, indicó en varias ocasiones.

Por ello, calificó de “chantaje” que el candidato a la investidura haya querido forzar unas hipotéticas terceras elecciones en Navidad con el objetivo de culpabilizar al resto de fuerzas políticas de la Cámara, “pero el PSOE no se doblega a estos chantajes”.



El líder del PSOE descalificó también el acuerdo alcanzado entre PP y Ciudadanos, que tachó de “continuista y conservador”, y rechazó la coincidencia de más de cien medidas con el pacto firmado por el PSOE la pasada legislatura.En este sentido indicó que dicho acuerdo es un argumento más para mantener en el “no” a la investidura de Rajoy, y recordó que mantiene la continuidad de temas capitales para el PSOE, que planteaba derogar en su programa, como la reforma laboral o la ley de educación. “Éste no es nuestro acuerdo porque perpetúa políticas que han traído desigualdad, pobreza, precariedad y que, además, no resuelve la exigencia de regeneración democrática que necesita España”.

Sánchez de lo que no quiso hablar es lo que de que pasará a partir del 2 de septiembre si finalmente hay una investidura fallida. El líder del PSOE indicó que le parecía bien que Rajoy siguiera intentándolo, pero nada desveló de los pasos que podía dar él como líder del PSOE o si se podría replantear su posición frente al PP.

Eso sí, anunció que si hay nuevos acontecimientos o nuevas situaciones políticas, no habrá problemas para convocar un Comité Federal y fijar las posiciones del partido como se ha hecho hasta ahora.

Sánchez hasta ahora se siente respaldado por el partido en esta posición y, de nuevo, encontró el apoyo en la Ejecutiva Federal celebrada este lunes antes de la reunión con Mariano Rajoy, donde no hubo ni una sola voz crítica con el posicionamiento del partido.