Publicado: 06.10.2015 21:32 |Actualizado: 06.10.2015 21:32

Sánchez propone nuevos Pactos de La Moncloa: "Reformar la Constitución y recuperar el Estado de bienestar" 

Zapatero, Sánchez y Miguel Sebastián presentan el libro del exministro, mostrando sus afectos y discrepancias económicas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 6
Comentarios:
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, asisten a la presentación del libro titulado "La falsa bonanza", del exministro de Industria Miguel Sebastián.- Chema Moya (EFE)

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, asisten a la presentación del libro titulado "La falsa bonanza", del exministro de Industria Miguel Sebastián.- Chema Moya (EFE)

MADRID.- El libro del ex ministro Miguel Sebastián sobre la crisis económica en España reunió este martes en Madrid a su ex pupilo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; y a su presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; así como a todo el “zapaterismo”.

Fue un acto donde los tres mostraron sus afectos –hasta Sánchez y Zapatero no pararon de lanzarse elogios-, pero también sus discrepancias en materia económica y en el análisis de cómo se afrontó la crisis económica o, como titula su libro Sebastián, cómo se gestionó “La falsa bonanza” (Ediciones Península).

Zapatero vino a decir que hizo todo lo que los economistas le aconsejaban y puso todos los pilares teóricos para aumentar la productividad, pero no funcionó. Por ello, cuestionó las recetas económicas: “¿Por qué con una deuda de casi el 100% del PIB la prima de riesgo está por los 140 puntos, y por qué estaba como estaba con una deuda del 65%?”, se preguntó el presidente.



Sánchez no contestó a la pregunta, pero si dijo que la palabra “productividad” era la clave de todo y, si llega al Gobierno, su objetivo será aumentarla en España, “aunque seguiré haciendo tramos del AVE”, matizó. Y no ocultó que al Ejecutivo del ex presidente le faltó una medida que él si piensa afrontar porque la considera fundamental: “Una profunda reforma fiscal”.

“No estamos en un escenario similar al del 2004, más bien al de 1982, y se necesitan grandes acuerdos y grandes medidas"

Sebastián, sobre todo, insistió en la tesis de su libro que culpa especialmente a Zapatero –a quien se lo dedica-, pero a él también, por no haber sabido gestionar la etapa de prosperidad, y haber estado buscando las políticas económicas fáciles y expansivas, sin atender a peligros como la burbuja inmobiliaria.

Pero más allá del debate económico, Sánchez aprovechó el acto para hacer un primer anuncio de lo que será un mensaje central en su campaña electoral, según informaron a Público fuentes del equipo de campaña del candidato a la Presidencia del Gobierno.
El líder del PSOE indicó que hay que reeditar los grandes Pactos de la Moncloa y fijó tres ámbitos: la reforma constitucional, la modernización económica y la rehabilitación del Estado de Bienestar.

Sánchez explicó que, a veces, le preguntan cuál sería su primera medida si llega al Gobierno, y recordó Zapatero se estrenó en la Presidencia con la retirada de las tropas de Irak. Pero explicó que ahora no era cuestión de una sola medida, “no estamos en un escenario similar al del 2004, más bien al de 1982, y se necesitan grandes acuerdos y grandes medidas”, apuntó.

Fuentes de la dirección del PSOE indicaron que Sánchez concretará más cómo quiere articular estos grandes pactos si llega al Gobierno tras las elecciones del 20-D.