Público
Público

ExclusivaLas cloacas de la prensa

La trama mediática Así manipuló Eduardo Inda su 'exclusiva' para acusar falsamente a Pablo Iglesias

El director de 'Ok Diario' hizo manipular el texto original de su jefe de Investigación en el medio digital que dirige para acusar al líder de Podemos de cobrar de Venezuela en un paraíso fiscal. El periodista que hizo la información le ha demandado porque se utilizó su firma para publicar graves calumnias que él jamás escribió.

Publicidad
Media: 3.66
Votos: 89
Comentarios:

Captura del CMS de OKdiario donde se puede ver una manipulación del texto original ("Esta cuenta es de Iglesias,...") y la persona que hizo el cambio.

Este viernes, Inda tendrá que responder desde el banquillo ante pruebas materiales irrefutables de que ha violado todos los principios y códigos deontológicos periodísticos para calumniar al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El tertuliano ya ha sido demandado por el autor de la información –quien era jefe de Investigación de su medio digital cuando se manipuló lo que había escrito–, Francisco Mercado, quien reclama una indemnización a Inda y a su empresa Dos Mil Palabras, SL. El periodista dimitió tras esa manipulación –una más de una larga serie a la que se vio sometido– "para evitar seguir dañando su nombre y prestigio periodístico al publicarse artículos que faltan a la verdad con la vinculación del nombre y firma sin haberlo consentido ni autorizado".

Público ha conseguido las pruebas de cargo de esa falsificación antiperiodística contra Iglesias, cuyo rastro permanece en el registro del CMS (Content Manager System) de OK Diario: la noticia original fue alterada por el jefe de redacción de Inda, Juan Antonio Jiménez, entre las 03.06.46 y las 04.02.49 de la madrugada de la fecha de publicación –en mayo de 2016, durante la precampaña de las últimas elecciones generales–, mientras el autor dormía y sin avisarle, tal como se puede comprobar en la siguiente captura de pantalla (la presentación completa del CMS sobre esa noticia se puede ver al final de este artículo):

Inda cambió el titular original, que calificó de "mariconada", para calumniar a Iglesias en la precampaña hacia las elecciones

La información manipulada estaba titulada originalmente: "La policía investiga si Iglesias ingresó 272.000 dólares de Venezuela en un paraíso fiscal". El titular no convenció a Inda –llegó a decir después al periodista que era "una mariconada"–, por lo que hizo que fuera reemplazado por: "El gobierno de Maduro pagó 272.000 dólares a Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de Granadinas en 2014", dando por cierto algo de lo que su propio jefe de Investigación no estaba en absoluto seguro, razón por la cual había cuajado su crónica de condicionales y empleado repetidamente el término "supuestamente", tal como se puede leer en la siguiente captura del CMS del diario de Inda:

Que el titular original fue modificado es incontestable, porque la URL (Uniform Resource Locator) de la página web –su identificador único en Internet– se mantuvo con el texto original, como se observa en esta otra captura:

Aunque pueda parecer nimia esa diferencia de contenido, en realidad es crucial, ya que se pasa de exponer una realidad –la Policía sí estaba investigando el documento que finalmente se demostró falso, aunque esas pesquisas formasen parte del juego sucio de la brigada política de Interior– a aseverar una falsedad: ni el Gobierno de Maduro pagó nada a Iglesias, ni el líder de Podemos tenía cuenta ninguna en el paraíso fiscal de St. Vincent y Las Granadinas, ni el Euro-Pacific Bank ha operado jamás con transferencias desde o hacia Venezuela, como quedó demostrado pocos meses después.

Se trataba simplemente de una calumnia contra el líder de un partido político, en plena etapa preelectoral, sin que hubiera sido contrastada ni verificada por el director del medio que decidió lanzarla a todo trapo –incluso en la tertulia televisiva de La Sexta Noche–, muy probablemente a sabiendas de que no tenía fundamento.

La nueva campaña periodística de Inda contra el líder de Podemos fue consecutiva a la del falso Informe PISA

Decimos "muy probablemente a sabiendas", porque llovía sobre mojado: esta nueva campaña periodística de Inda contra el líder de Podemos fue consecutiva a la del falso Informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima), cuya fecha de publicación le fue marcada al tertuliano con la intención de perjudicar a la formación morada, tal como reveló Público.

Además, una vez que quedó demostrado que eran falsificaciones los documentos que se aportaban en la información cuyo original (escrito por Mercado) manipuló, Inda se refugió en que habían sido proporcionados a OK Diario por una “unidad de inteligencia” de la Policía. Es decir, la misma fuente de la que obtuvo el falso Informe PISA: la brigada política dirigida por el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino.

Para confirmar toda esa conspiración de la cúpula de Interior dirigida por el exministro Jorge Fernández Díaz, Inda solicitó que testificase el propio Pino en su favor en cuanto se vio acorralado ante la Justicia por la siguiente falsificación periodística, la de Las Granadinas.

Porque la falsificación no es sólo la de los documentos –según Inda, proporcionados por la cúpula de Interior, lo que constituiría un gravísimo delito– sino también la periodística: por órdenes de Inda no sólo se alteró el titular y la entradilla de la crónica, sino también los párrafos interiores con el fin de dar por demostrados hechos que no sólo no estaban probados, sino que incluso eran tan peculiares que resultaban sospechosos en sí mismos. Por ello, Mercado los incluyó con todas las cautelas del que no tiene confianza en la versión que le han dado, como queda patente en esta otra captura del CMS de OK Diario:

Mercado escribió: "De hecho, en la información disponible se relaciona esta cuenta con el apellido Santa María. La madre de Iglesias se llama Luisa Turrión Santa María. Y Santa María era el nombre en clave de Iglesias para el régimen bolivariano, supuestamente, según esta documentación venezolana".

Pero la versión publicada por Ok Diario al día siguiente (como se puede ver en la captura que se incluye al inicio de esta información) aseveraba: "Esta cuenta es de Iglesias, si bien los jerarcas bolivarianos se refieren a él en clave como 'Santa María', segundo apellido de su madre, Luisa Turrión".

Público se ha puesto en contacto con Francisco Mercado y, aunque no ha querido comentar estos cambios de su texto –evidentes en los pantallazos obtenidos por este diario–, sí ha subrayado que las dos versiones de la misma crónica siguen siendo accesibles en Internet y la suya es la primera, cronológicamente. También se ha mostrado dispuesto a que las autoridades judiciales examinen todas sus comunicaciones de esa madrugada –emails, whatsapps, etc.– para que comprueben que ni Inda ni ninguno de sus jefes de redacción se pusieron en contacto con él para consultarle los cambios.