Publicado: 08.07.2016 17:26 |Actualizado: 08.07.2016 17:33

Trias pide perdón por los errores
del pasado a la vez que reivindica el "liderazgo" y "generosidad" de Pujol 

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias ha abierto este viernes el último congreso de la historia de CDC 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante su intervención en el XVII congreso de Convergència, un cónclave fugaz que servirá para poner a hibernar estas siglas y dejar paso a un nuevo partido. EFE/

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante su intervención en el XVII congreso de Convergència, un cónclave fugaz que servirá para poner a hibernar estas siglas y dejar paso a un nuevo partido. EFE/

BARCELONA.- El exalcalde de Barcelona Xavier Trias ha abierto este viernes el último congreso de la historia de CDC pidiendo perdón por los errores que ha cometido su partido, en alusión velada a casos como el del presunto legado que el expresidente Jordi Pujol escondió en Andorra durante años.

"Tenemos que pedir perdón y liberarnos de hipotecas del pasado", ha proclamado al inicio de este congreso que finalizará en unas horas para, a partir este mismo viernes, empezar el cónclave de la que será la nueva formación de los convergentes, que tendrá una marca electoral distinta.

No obstante, y a pesar de pedir disculpas, el excalcalde de Barcelona, que preside el congreso, ha reivindicado el legado de su partido como reformador de Catalunya y también de la política española y también ha loado el papel que tuvo Jordi Pujol: "Ha sido mi referente político".



El exalcalde ha escenificado el doble sentir del partido: por un lado la reivindicación del legado político del expresidente Pujol, pero por el otro la necesidad de superar una última etapa en la que el partido se ha visto vinculado constantemente con los problemas con la justicia de la familia del expresidente.

Trias ha explicado que gran parte del trabajo hecho por CDC ha sido gracias "al liderazgo y generosidad" de Pujol

Trias ha explicado que gran parte del trabajo hecho por CDC ha sido gracias "al liderazgo y generosidad" de Pujol, y ha recordado que tuvo un papel determinante para situar a Artur Mas como su relevo al frente de la formación y de la Generalitat.

Sin embargo, Trias ha concluido que ha llegado el momento de renovar ideas y estrategias y ha pedido que se haga desde un sentido de humanidad: con "capacidad de rectificar, de perdonar y de no perder la esperanza".

"Hemos hecho un trabajo extraordinario", ha reivindicado el líder convergente en el Ayuntamiento de Barcelona, que ha pedido a la militancia que trabaje para que la nueva formación siga siendo un referente de Catalunya y necesaria para los catalanes.

Del autonomismo al soberanismo

Trias también ha repasado la trayectoria del partido, recordando que se involucró en la consolidación de la democracia en España aportando, por ejemplo, a uno de los ponentes de la Constitución como fue el exdirigente de CDC Miquel Roca.

El exalcalde ha evocado a la CDC que impulsó el primer Estatut tras la restauración de la democracia y colaboró también con el segundo, en 2006, pero también a la CDC que ha apostado abiertamente por el derecho a decidir primero, y la independencia después.

Así, Trias también ha cargado contra el Estado por el hecho de que el expresidente Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega estén a un paso de ir a juicio por el proceso participativo del 9 de noviembre: "Han sido perseguidos por la justicia".

"Tristeza y esperanza"

Trias ha explicado que afrontaba el congreso con una mezcla de "tristeza y esperanza", tristeza por bajar la persiana para siempre de un partido con 42 años de historia como CDC, pero también esperanza por las expectativas que se abren con la nueva formación.
Con la elección de los miembros de la Mesa ha arrancado el cónclave convergente, que echará el cierre a la formación para alumbrar una nueva que pretende ser de nuevo la piedra angular de la política catalana.