Publicado: 15.11.2016 20:54 |Actualizado: 15.11.2016 21:02

Unidos Podemos, Esquerra y Bildu piden la libertad de Bódalo

Andrés Bódalo, que fue el cabeza de lista de Podemos por Jaén en las elecciones de diciembre Fue condenado a tres años y medio de prisión por una agresión al teniente de alcalde de Jódar, del PSOE.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8
Comentarios:
Los diputados de Unidos Podemos, encabezados por su líder Pablo Iglesias, han pedido hoy en el hemiciclo del Congreso la libertad del exconcejal de su formación en Jaén, Andrés Bódalo, en prisión desde el pasado mes de marzo por participar en la agresión

Los diputados de Unidos Podemos, encabezados por su líder Pablo Iglesias, han pedido hoy en el hemiciclo del Congreso la libertad del exconcejal de su formación en Jaén, Andrés Bódalo, en prisión desde el pasado mes de marzo por participar en la agresión de un concejal socialista en 2012. EFE/Ballesteros

MADRID.— Diputados de Unidos Podemos, Esquerra Republicana (ERC) y EH Bildu han aprovechado el Pleno del Congreso de este martes para mostrar carteles pidiendo la libertad de Andrés Bódalo, edil de Jaén en Común que fue condenado por agredir a un concejal del PSOE.

Esta vez el apoyo no sólo ha venido del sindicalista agrario Diego Cañamero, que ya llevó una camiseta de apoyo al concejal jiennense el primer día que llegó al Congreso, sino que se han sumado buena parte del grupo parlamentario de Unidos Podemos con sus confluencias de En Comú y En Marea.

Y también se han sumado los diputados de ERC y los dos parlamentarios de EH Bildu, que han aprovechado para sacar además sus propios carteles de apoyo a los detenidos por la agresión que sufrieron unos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra).

Andrés Bódalo, que fue el cabeza de lista de Podemos por Jaén en las elecciones de diciembre (sustituido en junio Cañamero), fue condenado a tres años y medio de prisión por un delito de atentado a la autoridad y una falta de lesiones. En concreto, agredió al teniente de alcalde de Jódar, del PSOE.



El activista del sindicato andaluz de Trabajadores (SAT) ya había sido condenado por altercados en dos ocasiones anteriores. Pese a su historial, la dirección de Podemos e Izquierda Unida han venido revalidando su apoyo e incluso firmaron una petición de indulto