Publicado: 19.09.2016 21:38 |Actualizado: 20.09.2016 07:00

“Ya no buscamos los restos de Lorca como una prioridad"

El equipo del arqueólogo Javier Navarro ha iniciado la última fase para la búsqueda de los restos de la conocida “fosa de Lorca” en el Peñón del Colorado de Alfacar. Su objetivo se encuentra en el hallazgo de los pozos que sirvieron a los golpistas para arrojar a más de 400 víctimas. La familia política de los anarquistas Arcollas y Galadí y la nieta del profesor Galindo buscan, como último intento, los restos de los suyos junto a los del poeta.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Caballero y Navarro en la primera jornada de trabajo en el Peñón del Colorado

Caballero y Navarro en la primera jornada de trabajo en el Peñón del Colorado

SEVILLA.- La asociación cultural Regreso con Honor, liderada por el arqueólogo Javier Navarro, ha vuelto de nuevo a la zona de Alfacar para buscar, en este tercer intento, los restos de los banderilleros Joaquín Arcollas y Francisco Galadí y los del maestro Dióscoro Galindo, no teniendo la prioridad centrada en los huesos del poeta Federico García Lorca por la “dificultad y pasividad de las administraciones y la propia familia”, aclara Navarro a Público.

La zona de trabajo, acotada en el Peñón del Colorado, tiene como objetivo buscar los pozos que sirvieron a los golpistas para arrojar los cadáveres de los fusilados estimados en 400 víctimas. La ayuda de una retroexcavadora permitirá que la localización y posterior exhumación se desarrolle con facilidad en las próximas dos semanas, si el tiempo no perjudica los trabajos y hay hallazgos positivos.

Miguel Caballero se encuentra desde las ocho de la mañana a pie del terreno. Queda aún mucho trabajo por hacer y están en la última fase de su proyecto. “Este lugar esta baldío y la tierra removida desde 1998 cuando el alcalde socialista de Alfacar quiso hacer bajo este lugar un campo de fútbol municipal donde se sabía que estaba Lorca”.

El equipo de excavadores señala que la búsqueda de los restos de Lorca ya no es la prioridad por la “dificultad y pasividad de las administraciones y la propia familia”

En aquella ocasión relata la influencia ejercida por la familia del poeta que impidió la construcción de esta instalación deportiva para mantener la memoria de Federico. “No se olvida como sus sobrinas nietas lucharon porque todo estuviera igual. Parece que querían encontrar los restos pero no sería así porque con nosotros nunca se ha querido poner en contacto ningún miembro de la familia Lorca”.



A 400 metros de las pistas aportadas por Gibson

El proyecto inicial de Navarro para la búsqueda de Federico García Lorca comenzaría en el año 2013. Caballero apunta que se buscó a través de las pistas del escritor falangista Molina Fajardo, quien había recopilado testimonios directos con tres guardias de asalto que estuvieron la madrugada del 18 de agosto de 1936 frente al pelotón de fusilamiento en la zona de Víznar y Alfacar. “Fajardo pudo conocer de primera mano la versión de los que participaron en su asesinato como fue también el caso del capitán Nestares”, apunta Caballero quien también asegura contar con “la versión más fiable tras el fallido intento de las pesquisas de Ian Gibson que no llevó en el año 2009 al hallazgo de ninguna fosa.

La primera iniciativa de búsqueda de la conocida “fosa de Lorca” se llevó a cabo en el año 2009. La Junta invirtió 70.000 euros para buscar los restos del maestro Galindo, los anarquistas y el poeta

El equipo de Navarro se encuentra trabajando a 400 metros de las pistas anteriores facilitadas por el hispanista irlandés. “Nosotros buscamos en los pozos que se encontraban abiertos durante aquellos días tan terribles. La carretera entre Alfacar y Víznar era frente de guerra y al tener toque de queda era idónea para fusilar a muchos inocentes sin la cercanía de una población” aclara el historiador.

El último intento de encontrar los restos

La primera iniciativa de búsqueda de la conocida “fosa de Lorca” se llevó a cabo en el año 2009. “La Junta invirtió, a través de la Dirección General, 70.000 euros para buscar los restos del maestro Galindo, los anarquistas y el poeta en Fuente Grande pero allí no había nada”, aclara Navarro. Más tarde le llegaría el turno a la asociación Recuperando con Honor con un equipo que priorizaba por empezar con un estudio previo.

“En las dos primeras fases de nuestro proyecto hemos creado un mapa topográfico para saber en qué punto exacto se encontraban los pozos que por testimonios orales sabemos que fueron tres”, aclara el arqueólogo. La Dirección General de Memoria andaluza aportaría para este proyecto 23.000 euros. La tercera parte de la localización para culminar la búsqueda ha sido realizada con fondos propios y donaciones aportadas a la asociación de Navarro. “Después de más de un año pidiendo permisos a la Junta para reabrir el proceso, decidimos dar voz a los otros familiares y centrar nuestra búsqueda en la localización y exhumación de los descendientes de sangre y también políticos que han pedido legalmente la exhumación de uno de los suyos”.

La familia de Galindo, Arcollas y Galadí

Sonia Turón representa desde el sindicato de la CNT a la familia política de los dos banderilleros fusilados junto a Lorca, Francisco Galadí y Joaquín Arcollas. “Tenemos un peso moral en este proceso de la recuperación y es encontrar los restos de nuestros compañeros cuyas familias fueron enteramente masacradas muriendo por defender sus ideas anarquistas en aquella terrible contienda”.

“Estoy muy ilusionada porque vemos que es un estudio muy serio y creo que va a dar el resultado final”, dice una descendiente de Galindo

Durante la primera jornada de trabajo, el equipo de Javier Navarro ha tratado de llegar a la cota original de la tierra en 1936, quitando con la ayuda de la maquinaria aportada por la Junta, el relleno de material que se encuentra junto a la ladera. “Va a ser un proceso difícil pero estamos esperanzados de que estamos ante el estudio más fiable que se ha hecho hasta el momento”.

Nieves García Catalán, nieta del profesor Dióscoro Galindo es otra de las protagonistas. Tras presentar una petición de exhumación de los restos de su abuelo republicano a la Dirección General de Memoria a mediados del pasado mes de junio, el grupo de Navarro decidió poner en marcha la tercera fase dando prioridad a la búsqueda de los restos Galindo y los banderilleros, compañeros en la muerte del poeta. “Estoy muy ilusionada porque vemos que es un estudio muy serio y creo que va a dar el resultado final”.

Turón recuerda que “el tirón mediático de la figura de Lorca es entendible pero hay muchas más víctimas como estos tres, que murieron casualmente junto a él. Galindo por reconocer claramente su ateísmo y su negación de dios y los dos anarquistas por defender aquella Granada republicana en la zona más alta de la ciudad, el barrio del Albaicín”.