Público
Público

En 2016 hubo 2.700 delitos contra el Medio Ambiente, la mayoría por maltrato animal

La Guardia Civil tramitó 113.000 denuncias administrativas que llevaron a la detención o investigación de 2.598 personas durante el último año.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

Imagen de archivo. / CRISTÓBAL GARCÍA (EFE)

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil persiguió 2.690 delitos contra el Medio Ambiente y tramitó 113.000 denuncias administrativas que llevaron a la detención o investigación de 2.598 personas en 2016.

Se trata de cifras superiores a las de 2015, cuando se persiguieron 2.007 delitos contra el Medio Ambiente y más de 119.000 infracciones administrativas, con un saldo de 2.274 personas investigadas o detenidas, según el balance del Seprona difundido hoy por la Guardia Civil.

Los delitos contra el maltrato animal (772), incendio forestal (295) y contra la ordenación del territorio fueron los más perseguidos (156), aunque las infracciones penales que más aumentaron respecto a 2015 fueron por la actividad cinegética ilegal y los relacionados con las defraudaciones y distracciones de agua de su uso público, junto a los delitos por maltrato o abandono animal.

De hecho, en julio de 2016, la Guardia Civil puso en marcha una campaña contra el maltrato y abandono de animales domésticos, que se saldó con más de 400 denuncias de particulares por maltrato.

Otra campaña importante fue la del control integral de las actividades pesqueras, con 592 actuaciones, que supuso la tramitación de 225 denuncias y la incautación de 85.160 kilos de pescado de talla no reglamentaria ("pezqueñines").

Mientras que en las actuaciones sobre comercio internacional de especies, se recuperaron más de 1.770 especímenes diferentes, así como 213 piezas de partes o derivados, entre pelos de elefante, marfil, patas, cabezas, pieles y trofeos.

Además, el Seprona también persiguió delitos relativos a la protección de la flora y la fauna, caza, contra los recursos naturales y el medio ambiente, contra el patrimonio arqueológico, contra la salud pública con sustancias nocivas o productos químicos, contra la salud pública con productos alimenticios y las defraudaciones de aguas y distracción de aguas públicas de su uso.

Y en cuanto a las administrativas destacan las infracciones a la normativa sobre residuos y vertidos (25.997 actuaciones), las relativas a la normativa sobre el ejercicio de la pesca (12.709), en su mayoría pesca continental, en materia de animales de compañía (11.728), las relacionadas con sanidad animal (11.018) y las actuaciones sobre la normativa de caza (8.076).

A ello hay que sumar las 5.888 infracciones relativas a las normativas sobre espacios naturales, flora y fauna, montes (4.075), alimentos (3.567), aguas (3.888), costas (3.416), animales peligrosos (3.570), acampadas/alojamientos turísticos (2.829) y urbanismo/ordenación del territorio (2.523), según el balance difundido hoy.

Entre las operaciones más destacadas, sobresalen "Yuyus" contra la pesca ilegal de merluza negra en aguas internacionales de la Antártida, con 23 personas detenidas/investigadas y la intervención de 3 barcos y 300 toneladas de merluza negra incautada.

Igual de trascendente fue "Regumato" por delitos relacionados con las actividades de tratamiento de residuos sin ajustarse a la normativa regulada, como el incendio en la planta de residuos de Chiloeches (Guadalajara), que se saldó con 15 investigados.

Otras son "Skol" sobre la realización de informes por funcionarios de la administración autonómica para el cobro por parte de ganaderos de subvenciones por ataque de lobos al ganado; "Black Glass" por comercio internacional de angulas y que terminó con 8 personas detenidas y 696 kilos intervenidos; y "Xiada" por contrabando y comercio ilícito de sustancias destructoras del ozono.

También fue relevante la operación "Tribet" sobre prácticas ilegales con animales domésticos llevadas a cabo en la protectora de animales Triple A de Marbella, donde se llevaba a cabo sacrificios sin respetar los plazos y por personal no cualificado, con 4 detenidos y 13 investigados; y "Paquitos" contra una red internacional de engorde ilegal de ganado, distribución de sustancias prohibidas y comercialización de carne no apta para consumo humano.