Público
Público

Atentados en Catalunya La Guardia Civil descartó en cinco párrafos que el imán de Ripoll fuera yihadista

Según publica 'El Periódico', varios detenidos en operaciones contra terrorismo admitieron conocer a Abdelbaki es Satty en 2005 y la Guardia Civil intervino su teléfono durante un mes, pero concluyeron que no pertenecía a una célula integrista.

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 14
Comentarios:

Imagen de la mezquita de Ripoll y del imán, considerado el cerebro de los atentados en Barcelona y Cambrils.- EUROPA PRESS

La Guardia Civil descartó en cinco párrafos que el imán de Ripoll Abdelbaki es Satty fuera yihadista, pese a que varios detenidos en operaciones contra terrorismo yihadista desarrolladas en España en 2005 admitieron conocerlo e, incluso, lo situaron en alguna reunión de una presunta célula, según publica este domingo El Periódico.

La información apunta a que la Guardia Civil cerró en pocas líneas su investigación sobre la vinculación del imán con los yihadistas de la operación Chacal, condenados por la Audiencia Nacional y luego absueltos por el Tribunal Supremo por unas escuchas realizadas sin autorización judicial.

El informe de la Guardia Civil decía que en el domicilio de Mohamed Mrabet Fahsi, uno del los acusados por enviar terroristas a Irak, se encontró la declaración de siniestro de un vehículo y una carta de la compañía aseguradora a nombre de Es Satty.

Añadía que tenía antecedentes por detención en Ceuta por un presunto delito fiscal, posiblemente por drogas, y que Mrabet le dio dinero para pagar una furgoneta para "pasar compatriotas de forma ilegal a España".

La Guardia Civil intervino su teléfono durante un mes entre octubre y noviembre de 2005 y detectó llamadas de otros imputados, pero concluyó que aunque "existe relación directa con algunos de los integrantes de la célula desarticulada, no se ha observado que existiera vinculación con la red de reclutamiento".

Además, según El Periódico, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón habría pedido un informe sobre Es Satty, pero, finalmente, le excluyó del auto de procesamiento que dictó contra 22 presuntos yihadistas por captar terroristas para ir a Siria o Irak o ayudar a huir a algunos autores del atentado del 11-M.