Público
Público

Hipotecas El Banco Sabadell rectifica y concede una hipoteca a un hombre al que se la negó por haber padecido cáncer 

El cliente, Juan Antonio Sepulcre, publicó el caso en la plataforma Change.org y pocos días después la entidad decidió revisar su situación.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Vivienda en venta en Madrid. E.P.

El Banco Sabadell se ha visto obligado a revisar su política de hipotecas y a readmitir la concesión de un préstamo para Juan Antonio Sepulcre, un hombre de Elche de 29 años al que la entidad había negado un crédito hipotecario tras conocer que padeció cáncer hace 9 años.

La rectificación, según ha confirmado el propio banco a este periódico, ha llegado después de que Sepulcre denunciara el caso hace dos semanas a través de una petición en la plataforma Change.org que ha llegado a recopilar más de 151.000 firmas.

“Me llamaron hace unos días y me dijeron que, como caso excepcional, iban a concederme una hipoteca sin necesidad de hacerme un seguro de vida. Pero tengo clarísimo que ha sido por la presión. Es vergonzoso que de primeras te cierren la puerta y cuando haces un poco de ruido rectifiquen”, señala en conversación con este diario.

La negativa del banco a Juan Antonio llegó cuando la entidad le preguntó si poseía un seguro de vida –un producto que por ley no está vinculado a las hipotecas pero que muchos bancos piden como condición para otorgar préstamos -. El afectado, al no tenerlo, accedió a hacerse uno con la compañía aseguradora con la que colabora el banco, pero al preguntarle si padecía o había padecido alguna enfermedad, se le cerraron las puertas de cualquier acuerdo.

Juan Antonio fue diagnosticado en 2008 de un osteosarcoma, un tipo de tumor de huesos canceroso que generalmente se da en adolescentes, y que finalmente superó tras cerca de un año de tratamiento y la amputación de una pierna.

“Está completamente curado. En todas las revisiones todo está en orden. No hay más riesgo que el que pueda padecer cualquier otra persona. No era justo, no soy un perro verde ni un bicho raro”, dice.

Juan Antonio asegura que expuso su situación al banco y que se ofreció a mostrarles todos los informes médicos, pero no sirvió de nada. “En cuanto introducen la palabra cáncer en el seguro de vida su sistema de admisiones lo deniega”, explica. Y, sin seguro de vida, la entidad tampoco estaba dispuesta a concederle la hipoteca. 

Pocos días después de hacer público el caso en internet, en cambio, el Banco Sabadell cambió de criterio.

"Se analizó la operación, se intentó negociar con el seguro de vida, que no fue posible, y como no es preceptivo ni está vinculado, se ha buscado otra posibilidad y se le concederá, excepcionalmente, una hipoteca sin contratar un seguro de vida", explica el Banco Sabadell, que no alega ningún otro motivo para la rectificación.

Aunque la mayoría de los bancos lo piden, la ley no obliga a contratar un seguro de vida cuando se firma una hipoteca, sino que forma parte de la política interna de las entidades, como una forma de garantizarse la contratación de varios productos por parte del cliente, y no sólo del préstamo hipotecario.