Público
Público

Arde Galicia Los incendios en Galicia causan cuatro muertos

El fuego arrasa la comunidad autónoma: hay 15 poblaciones cercadas por las llamas y 132 fuegos provocados. 5.000 personas luchan contra el avance inexorable de las llamas avivadas por el viento y la falta de lluvia.

Publicidad
Media: 4
Votos: 8
Comentarios:

Varias personas observan un incendio en Chandebrito. | LAVANDEIRA JR. (EFE)

Cuatro muertos, 67 incendios activos, 15 poblaciones cercadas, miles de hectáreas quemadas, carreteras cortadas, colegios cerrados... El fuego arrasa Galicia, sobre todo el sur. La comunidad autónoma mantiene su lucha incansable contra las llamas, con 5.000 personas, entre ellas vecinos y equipos municipales, que tratan de combatir su avance.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado la ola de incendios como "una actividad incendiaria homicida sin duda intencionada". Un mensaje que ha repetido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se ha trasladado a la zona este mismo lunes: "Es algo que no se produce por casualidad; esto ha sido provocado". Para tratar de sofocar las llamas se han desplazado a la región  integrantes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y del SUMMA.

El fuego ha causado cuatro fallecidos. En Pontevedra han muerto dos mujeres en Nigrán cuando viajaban en una furgoneta que ha sido pasto de las llamas. Al volante del vehículo iba otra mujer que pudo salir del vehículo y que trató, sin éxito, de sacar del mismo a las dos octogenarias.

El domingo a última hora de la noche hubo un tercer fallecido en la provincia de Ourense, en el municipio de Carballeda de Avia. Es un varón de 78 años que apareció en Abelenda das Penas, donde intentó apagar las llamas de un corral para salvar a sus animales, aunque no lo logró y falleció.

La cuarta víctima mortal es un septuagenario que intentó apagar un incendio subido a un muro en una parroquia de Vigo. A las 22,10 horas del domingo el 061 recibió el aviso de la caída de un hombre desde un muro en la zona de Rial cuando apagaba un fuego en la parroquia viguesa de San Andrés de Comesaña.

Además, unos 400 vecinos de Vigo han sido desalojadas de sus viviendas por los incendios forestales, aunque la mayoría ya han podido regresar a casa. De esa cifra, 224 personas han pernoctado en diferentes hoteles de la ciudad, que han brindado sus habitaciones gratis, y en estos momentos solo permanecen en establecimientos hoteleros 21. Entre los desalojados se cuentan alumnos de la residencia de estudiantes de la Universidad de Vigo.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha hablado de un "número inconmensurable" de incendios, algunos de los cuales ha descrito como "pavorosos", y ha destacado la "gran movilización" ciudadana que ayudó a evitar la propagación de algunos focos, tanto en zonas del rural como del casco urbano.

132 incendios "fueron provocados"

Este mismo lunes por la mañana, la consellera do Medio Rural de la Xunta, Ángeles Vázquez, ha declarado en la Cadena Ser que al menos 132 incendios fueron provocados y no ha dudado en calificarlos de "atentados" así como de "terroristas" a sus autores. Vázquez ha confirmado que en total son quince los incendios forestales que tienen decretada la situación dos, de riesgo real para la población, de los 67 que siguen en activo.

Antes de esto, el fiscal delegado de Medio Ambiente en Galicia, Álvaro García Ortiz, ha considerado que no se debe especular sobre la intencionalidad de los incendios pese a los "indicios" por las horas, lugares y formas de producirse, porque es "muy difícil" de determinar y no cree que en esta "ola de incendios tan desaforada" haya una trama organizada. 

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha manifestado que este es momento de dejar a los servicios de extinción actuar y a partir de ahí comenzar las investigaciones. "Ahora es un buen momento para mantener la calma y reflexionar", ha indicado al tiempo que ha advertido de que las penas que recoge el Código Penal por delito de incendios son muy elevadas, ya que pueden llegar hasta los 20 años de cárcel. 

En este contexto, ha apelado a la "responsabilidad" de quienes se dedican a la lucha contra los incendios, tanto la Fiscalía como la Xunta de Galicia, para dar "datos o certezas" y "no especular" o "alimentar los imaginarios". Si bien, ha admitido que las autoridades de la Xunta tienen "algunos indicios y que es innegable que hay gente que incendia el monte".

Más de 30 concentraciones de protesta

Este lunes diferentes voces se han unido para criticar la "mala planificación" de la Xunta y denunciar la falta de medios. El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha categorizado la situación de "emergencia nacional". En este sentido, ha subrayado que desde En Marea creen que "ahora es el momento de arrimar el hombro", aunque ha avisado de que habrá tiempo "llegado el momento de evaluar la falta de previsión, la falta de competencia y la falta de medios", circunstancias, a su juicio, que "son responsables de lo que está pasando".

Desde Madrid, Noelia Vera, coportavoz de Podemos, ha calificado los incendios de "terrorismo ambiental" y ha recordado que la Xunta "dio por cerrado" hace 15 días el "peligro" de propagación de incendios y "echó a la calle a 430 brigadistas dejando el territorio absolutamente desolado".

Ante todo ello, este lunes se han convocado 38 concentraciones de protesta en diferentes puntos de Galicia y en otras ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Bruselas o Lisboa bajo el lema #LumesNuncaMais (incendios nunca más) contra "la falta de medidas políticas en el territorio forestal de Galicia" y contra el "terrorismo ambiental". 

"No es normal que la Xunta desactive el dispositivo contra incendios en un octubre tan seco y con una climatología tan adversa. No es normal que las brigadas no trabajan en el monte en tareas de prevención el resto del año. No es normal que haya tanta desinformación y que se minimice el impacto de 235 incendios en 15 días", denuncia una de las convocatorias, según recoge el diario Praza Pública.

Todo esto mientras Portugal también está desbordado tras batir su récord de incendios, con más de trescientos, que han causado al menos 31 muertos. Las llamas han saltado el río Miño para prender los montes gallegos, donde han ardido más de 4.000 hectáreas desde el jueves. Además, el Principado de Asturias ha confirmado este lunes que hay 35 fuegos activos en sus bosques.

Llueve poco pero amaina el viento

Las primeras lluvias de este lunes han dejado hasta 4,8 litros por metro cuadrado en la costa de Pontevedra y el viento ha amainado en toda Galicia, lo que, previsiblemente, facilitará las tareas de extinción de los incendios que asolan la comunidad. 

Según los datos de observación de Meteogalicia, las estaciones con más precipitaciones desde la medianoche en hora UTC, las 2.00 horas en España, están concentradas en la comarca de O Salnés, en Pontevedra, pues en las provincias de Lugo y Ourense no lloverá hasta la madrugada de mañana. 

El director general de Montes de la Xunta, Tomás Fernández-Couto, aseguró esta pasada madrugada que no existe "falta de medios" de extinción y argumentó que son "las condiciones de viento" las que hacen "imposible" extinguir los incendios.

Las velocidades del viento se han reducido a la mitad con el alejamiento de los restos del huracán Ophelia, que ha dejado rachas superiores a los 60 kilómetros por hora en la costa de Pontevedra y de 85 en Os Ancares, en el municipio lucense de Cervantes, donde hay dos incendios en situación de riesgo para núcleos poblados. 

El Gobierno amplía la campaña contra incendios

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha ampliado la campaña de verano contra los incendios forestales ante la persistencia de las condiciones de sequía y temperaturas elevadas del mes de octubre.

Además, ha incrementado en 44.800 litros la capacidad de descarga de 14 medios aéreos para apoyar las labores de extinción de los fuegos, lo que supone duplicar el dispositivo habitual para un mes de octubre en un año regular. 

Hasta las 10.30 horas de este lunes, los medios asignados por el Ministerio han realizado 13 intervenciones con aviones anfibio, cinco con helicópteros de extinción, tres con aeronaves de observación y seis de brigadas de refuerzo a bordo de helicópteros.

Cortada la A-52 y los trenes entre Vigo y Orense

La autovía A-52 permanece cortada en ambos sentidos entre A Cañiza (Pontevedra) y Ribadavia (Ourense) así como el tráfico ferroviario entre Vigo y Ourense a causa de los incendios que azotan Galicia, informaron fuentes de la DGT y de Renfe. 

Han reabierto en las últimas horas otras vías como la circunvalación de Vigo, la VG-20, o la autovía a Baiona, la VG-57, igualmente afectadas por la oleada de incendios de este fin de semana. 

En cuanto al tráfico ferroviario, se han visto afectados el Intercity Vigo-Ponferrada y el Ponferrada-Vigo, el Alvia Pontevedra-Madrid, que se desviará por Santiago, y el tren-hotel procedente de Madrid con destino a Vigo, con la posibilidad de que se traslade por carretera a los viajeros desde Ourense.

La situación de riesgo ha obligado a suspender las clases en 21 colegios (20 de ellos en Pontevedra) y a cerrar cinco centros de día, tres escuelas infantiles y dos casas nido, ha explicado el presidente de la Xunta.

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha instado a la población a que "haga caso a cualquier indicación" que den los servicios de emergencias, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME) y que "nadie actúe por su cuenta".