Publicado: 05.11.2015 16:05 |Actualizado: 05.11.2015 16:51

Del espacio a Calasparra

Dos pastores hallan un objeto caído del cielo junto a su rebaño. Los expertos consideran que se trata de un trozo de basura espacial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la actuación realizada por el Grupo de Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX) con la colaboración de un supervisor de instalaciones radioactivas, dependiente del SEF (Servicio Regional de Empleo y Form

Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la actuación realizada por el Grupo de Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX), tras la localización de un objeto aeroespacial en el paraje Cagitán del municipio de Mula.- EFE

"Esto ha tenido que caer del cielo". Así relatan dos pastores al diario 'La Verdad' de Murcia el hallazgo de un extraño objeto junto a su rebaño en un paraje del municipio murciano de Mula, cerca de Calasparra.

Las investigaciones de la Guardia Civil realizadas hasta el momento indican que se trata de basura espacial, según han confirmado fuentes de dicho Cuerpo.

El objeto en cuestión se localizó este martes, en concreto, en un terreno de cultivo del paraje Cagitán, del municipio de Mula, y tras ser examinado y descartado el riesgo radiológico para la población, se retiró.



Efectivos de la Benemérita se desplazaron al lugar y verificaron que se trataba de un objeto esférico, de un metro de diámetro y envuelto por algún tipo de aislante de color negro.

Las pesquisas practicadas hacen sospechar que pudiera tratarse de un depósito auxiliar de combustible de un cohete espacial

A la vista de la tipología del objeto y con la finalidad de establecer el correspondiente perímetro de seguridad, la Guardia Civil activó de  inmediato el protocolo NRBQ (nuclear, radiológico, bacteriológico y químico) para asegurar el objeto, garantizar la seguridad ciudadana y desarrollar la correspondiente investigación, añaden en comunicado de prensa.

La inspección ocular de la zona determinó la inexistencia de huellas o vestigios relacionados con la llegada y ubicación del objeto en ese punto, por lo que una vez acotado el perímetro, especialistas del Grupo de Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX) se desplazaron al lugar donde, tras un primer examen, descartaron la presencia de sustancias o elementos que pudieran constituir un artefacto explosivo.

Las pesquisas practicadas por los investigadores y la información obtenida sobre objetos de similares características caídos en otros puntos del planeta hacen sospechar que pudiera tratarse de un depósito auxiliar de combustible de un cohete espacial.