Público
Público

Derechos humanos La Red Estatal contra el Alquiler de Vientres pide al PSOE que "no invoque a la libertad" para justificar esta práctica

La organización hace un llamamiento a los asistentes del 39º Congreso Federal para recordarles que "los derechos fundamentales no son opinables". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Protestas en la feria "Surrofair" de promoción de la gestación subrogada que se celebra este fin de semana en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

La Red Estatal contra el Alquiler de Vientres (RECAV) ha publicado este viernes una carta dirigida a los delegados y delegadas que asistirán al 39º Congreso Federal del PSOE, que tendrá lugar el próximo 17 y 8 de junio. En dicho documento, la organización pide a los socialistas que "no invoquen a la libertad para justificar este tipo de prácticas" y les recuerda que "los derechos fundamentales no son opinables".

RECAV ha criticado a Pedro Sánchez, quien "hizo pública su postura contra la mal llamada 'gestación subrogada'" durante el proceso de primarias. Sin embargo, recuerda la organización, durante los días previos al Congreso, "surge en el seno del propio PSOE una campaña liderada por organizaciones afines favorables a regular esta práctica".

Esta red estatal alega que "no se puede dar validez moral a la utilización de las personas para satisfacer deseos de terceros" en una sociedad democrática.

Asimismo, ofrecen cuatro argumentos sobre un asunto que "es cualquier cosa, menos trivial" para que los asistentes al Congreso Federal lo tengan en cuenta a la hora de decidir sobre esta materia.

Para la RECAV, la práctica del alquiler de vientres anula derechos fundamentales como la renuncia irrevocable al derecho de filiación y custodia por parte de la madre biológica. "Sería lo mismo que admitir o dar por válido un contrato en el que a una de las partes se le exigiera la renuncia irrevocable al derecho al voto, por ejemplo".

La organización considera que esta práctica da por válido el mercado reproductivo y la explotación reproductiva de las mujeres. "Ni existe ni puede existir una 'gestación subrogada altruista' por escasez de mujeres dispuestas a llevar a término un embarazo y parto para otros a quienes no conocen".

La carta defiende además que no se puede usar a las personas como medios ni nadie puede prestarse a ser medio para que terceras personas satisfagan sus meros deseos. "La libertad individual no pertenece a los individuos. Son las democracias quienes la garantizan", matizan.

Por último, RECAV recuerda que los derechos no se pueden "ceder ni vender, son inalienables".