Publicado: 04.12.2015 12:30 |Actualizado: 05.12.2015 13:32

Los españoles siguen marchándose, y a mayor ritmo: Más de 50.000 en la primera mitad del año

Los principales destinos son Reino Unido, Francia y Alemania. En total, la población española se ha reducido en 26.501 personas entre enero y junio, hasta los 46.423.064.

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 12
Comentarios:
La población española se ha reducido en 26.051 personas entre enero y junio.- EFE

La población española se ha reducido en 26.051 personas entre enero y junio.- EFE

MADRID.- Los españoles siguen dejando España en busca de mejores oportunidades en otros países y lo hacen a mayor ritmo, de modo que entre enero y junio de este año 50.844 optaron por marcharse, un 30% más de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2014.

El ritmo de salida de los españoles ha aumentado un 23% respecto al semestre anterior, el 65% son nacidos en España y los principales destinos son Reino Unido, Francia y Alemania. En el caso de los no nacidos en España, los países que más ciudadanos reciben son Ecuador y Colombia.



Entre enero y junio regresaron 23.078 españoles procedentes principalmente de Venezuela, Francia, Reino Unido, Ecuador y Estados Unidos, es decir que el saldo migratorio de españoles fue negativo en 27.766 personas.

En total, la población española se ha reducido en 26.501 personas entre enero y junio, hasta los 46.423.064, debido al saldo vegetativo negativo de 19.115 personas (205.796 nacimientos frente a 224.911 defunciones) y al saldo migratorio negativo de 7.385 personas (157.211 llegadas y 164.606 salidas). Estos datos confirman que continúa el descenso poblacional que España inició en 2012.

No obstante, en su estadística sobre Migraciones, que recoge datos sobre nacimientos, defunciones, movimientos migratorios y cambios de nacionalidad, el Instituto Nacional de Estadística (INE), advierte de que se ha moderado el ritmo de caída de la población, que ha pasado de un 0,12% en el primer semestre de 2014 a un 0,06% en el mismo periodo de este año.

El INE también difunde hoy los datos definitivos de 2014 según los cuales la población española se redujo en 62.634 personas. No obstante, destaca Estadística, la población de nacionalidad aumentó en 160.072 personas debido a que 205.880 personas adquirieron la nacionalidad española.

Un fenómeno que también se ha producido en el primer semestre del año cuando, pese a la caída de la población en 26.501 personas, la de nacionalidad española ha crecido en 1.042 debido a los 66.454 ciudadanos que adquirieron la nacionalidad.

Si no se tuviesen en cuenta las adquisiciones de nacionalidad española, la población se habría reducido en 45.108 personas. La adquisición de nacionalidad también ha hecho que la población extranjera se haya reducido en 27.543 personas (0,6%) entre enero y junio hasta las 4.426.811.

En su estadística, el INE destaca que en el primer semestre de 2015 el saldo migratorio de extranjeros fue de 20.380 personas, haciéndose positivo por primera vez desde el segundo semestre de 2009, es decir, que vuelven a llegar más extranjeros de los que se marchan. Y llegan fundamentalmente de Rumanía (13.969), Marruecos (12.125) e Italia (8.803).

Por nacionalidades, el INE destaca el incremento de la población italiana (4.636 personas más), la ucraniana (3.152) y la china (1.905), mientras que los principales descensos los protagonizan los ecuatorianos (9.568 personas menos), los marroquíes (8.573) y los bolivianos (7.266).

En términos porcentuales, los mayores crecimientos fueron los de los ucranianos (3,7%), italianos (2,5%) y franceses (1,5%) y los descensos más destacados los de los bolivianos (7,2%), ecuatorianos (5,5%) y colombianos (4,3%).

Y de los extranjeros que se han marchado entre enero y junio destacan los rumanos (20.310 salidas) y los marroquíes (14.403) que son, además, las nacionalidades mayoritarias entre la población extranjera residente. Por sexo y edad, la salida de extranjeros se concentró en poblaciones de 25 a 39 años, con mayor proporción de hombres.

Por comunidades, en los primeros seis meses del año la población sólo creció en cinco de las diecisiete comunidades autónomas: Baleares (0,38%) Comunidad de Madrid (0,24%), Murcia (0,09%), Catalunya (0,02%) y Canarias (0,01%). La ciudad autónoma de Melilla creció un 0,33%.