Publicado: 19.07.2015 22:44 |Actualizado: 19.07.2015 22:44

Limpiando Badalona de Albiol

El Ayuntamiento, en manos de Guanyem Badalona en Comú, acelera la puesta en marcha de medidas sociales de emergencia y de iniciativas para reconstruir la convivencia dañada por el exalcalde del PP, que perdió las municipales tras una campaña racista y xenófoba

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 14
Comentarios:
Uno de los polémicos lemas de la campaña de Xavier García Albiol, el exalcalde y candidato del PP: "Limpiando Badalona".

Uno de los polémicos lemas de la campaña de García Albiol, exalcalde y candidato del PP: "Limpiando Badalona".

BADALONA.- “Pedimos que el árbol de Navidad vuelva a ser de color verde”, demandaron varios políticos a la alcaldesa de Badalona en su ceremonia de investidura. “Es que en Badalona el árbol de Navidad era azul. Todo era azul en la legislatura del PP de Albiol”, recuerda Juanje Guerrero, educador social, que batalla desde hace más de 40 años a pie de calle en el empobrecido barrio de Sant Roc. Los vecinos lo saludan. Tanto los del Ateneu de Sant Roc (una asociación vecinal que Guerrero coordina y que impulsa proyectos educativos, sociales y de ocio para los niños del barrio) como los que aguardan la sombra en la Plaza de Camarón, una plaza céntrica de Sant Roc llena a reventar cuando cae la fresca.

En el medio de la plaza, cerca de un columpio, una oficina de la Guardia Civil arrebata el espacio que en otras plazas públicas se destinaría a las terrazas. Casi siempre cerrada, es una especie de espantapájaros en medio de la plaza, un recuerdo de la época en la que, desde las instituciones, se intentaba infundir el miedo entre los vecinos de Sant Roc, según cuenta Juanje. “Tienen a dos policías y es más bien un lugar donde ellos vienen a hacer un café, a merendar, nada más. Si pasa algo y vas allí, te dicen: llamen a la Guardia Urbana”, se ríe.



Los mensajes xenófobos que pretendían contaminar la calle o los bares antes de las elecciones municipales tenían como objetivo captar votos. “Se promovía la receta Albiol. Ojo, no ponían la receta PP, porque sabían que eso no iba a traer votos, sino la receta Albiol, porque mucha gente no votaba al PP, votaba a la persona. Su estrategia era fomentar la confrontación entre los vecinos: los rumanos fuera, los gitanos fuera... Ganó adeptos, claro, porque hay personas muy manipulables”, explica Juanje sobre el ambiente que se respiraba en Sant Roc hace unos meses.

"La estrategia de Albiol era fomentar la confrontación entre los vecinos: rumanos fuera y gitanos fuera..."

A pesar de que Guanyem Badalona en Comú está actualmente al frente del Ayuntamiento, desde la oposición sigue orquestándose una campaña maquillada contra la nueva coalición de izquierdas.


En una entrevista concedida a Público, Dolors Sabater, nueva alcaldesa de Badalona, explica que “muchos de los cargos políticos de la oposición y de sus cargos de confianza no han aceptado que existe este gobierno y que se ha formado por una suma de minorías, y han trasladado a la calle una actitud como si continuara la campaña electoral. De forma constante hacen públicas informaciones que quieren mostrar que desde que estamos nosotros todo ha empeorado muchísimo”.

Sin embargo, la calle se resiste a la campaña de difamación. La maquinaria del Ayuntamiento se ha puesto en marcha: los políticos han vuelto a la calle para conocer de primera mano todas las realidades de todos los sectores, valorarlas y dar una respuesta social a los problemas de los barrios. “Nos encontramos con mucha gente que está muy ilusionada por haber recuperado la dignidad, como ciudad, como vecinos, porque este mensaje xenófobo era muy duro para mucha gente que tiene principios y valores, y para las personas migradas que sentían que vivían en una ciudad que no los quería”.

La nueva alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, de Guanyem Badalona en Comú. / CORINA TULBURE

La nueva alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, de Guanyem Badalona en Comú. / CORINA TULBURE

"Actúan como si continuara la campaña electoral. Continuamente difunden informaciones que pretenden mostrar que, desde que estamos nosotros, todo ha empeorado muchísimo”

La campaña de la oposición contra la coalición de izquierdas se centra en viejas estrategias: la falta de seguridad y la inmigración como amenaza. “El antiguo gobierno criminalizaba mucho las formas de expresión religiosa que no fuesen la católica. Ahora sí que hay un cambio, porque nosotros, como institución, respondemos a otras confesiones sin prejuicios”.

Ante la campaña de la oposición, el nuevo gobierno trata de desmontar los mitos sobre los problemas de convivencia. “Estamos mucho en la calle, dando la cara. Fatima Taleb, de origen marroquí, actual concejala de distrito, tiene mucha experiencia en procesos de participación. Ha hecho una inmersión total en el barrio y habla con muchísima gente”, explica la alcaldesa. Además de la calle, donde la coalición batalla para contrarrestar la campaña de la oposición, otro campo de confrontación son las asociaciones.

Juanje recuerda que, mientras el PP estuvo en el gobierno, nunca se acercó ningún político del partido a su asociación. Sin embargo, ahora, desde la oposición, utilizan a muchas asociaciones en contra del actual gobierno. “Cuando gobernaba Albiol, si desde las asociaciones vecinales se quería mejorar la vida en el barrio, eso no interesaba. Pero sí que dividían a las comunidades para ganar votos: a los de aquí contra los extranjeros, a los paquistaníes contra los gitanos, y así sucesivamente. Sus centros neurálgicos para promover mensajes xenófobos eran los bares. Durante cuatro años hemos estado viviendo todo este malestar. Al principio, las entidades sociales pensábamos que eso iba a ser pasajero, pero duró. ¿Por qué? Porque Badalona era como un banco de pruebas para el Partido Popular. Metieron mucho dinero en la campaña de aquí y en la propaganda para ver hasta dónde se podía llegar”.

Juanje Guerrero, educador social, charla delante de la sede de su asociación, en el barrio de Sant Roc. / C.T.

Juanje Guerrero, educador social, charla delante de la sede de su asociación, en el barrio de Sant Roc. / C.T.

Perdieron porque muchos vecinos decidieron manifestar su cansancio por el estigma de la xenofobia. Nuria, que no quiere dar su nombre completo, afirma haber votado a la izquierda y ahora está aliviada porque estaba fastidiada por la conflictividad que se promovía antes desde arriba. “He votado a Guanyem Badalona en Comú porque estoy convencida de que es una opción más coherente con lo que es esta ciudad. Como vecina de Badalona estaba cansada de la estigmatización que sufríamos todos por los discursos de Xavier García Albiol”.

"Muchos votantes de Albiol procedían del cinturón rojo, pero la izquierda se distanció del pueblo. Entonces el PP se aprovechó de ese desencanto y comenzó su política racista y xenófoba"

Nuria espera “que los políticos vuelvan a los barrios”. Lo mismo se reclama desde las entidades sociales. “Muchos de los votantes de Albiol procedían de la migración de los años setenta. Eran lo que antes se llamaba el cinturón rojo, los que votaban a los comunistas y socialistas. ¿Qué ha pasado? Aquella izquierda se ha distanciado del pueblo. Los socialistas, por ejemplo, antes sacaban mayoría absoluta, y ahora tienen solo cuatro concejales", dice.

"Entonces PP se aprovechó de ese desencanto y empezó su política racista y xenófoba. Ahora, los de Guanyem Badalona tienen claro que las decisiones más importantes se tienen que tomar consultando a las bases”, sigue Juanje.

Prioridades del nuevo gobierno: la emergencia social

La alcaldesa explica que entre las prioridades del Ayuntamiento figuran varias medidas de carácter social, como un aumento de las ayudas para la alimentación y una solución a la emergencia habitacional. “Estamos articulando una política de vivienda social para dar soporte a las personas que están a punto de sufrir un lanzamiento hipotecario”.

Otro tema espinoso son los pisos ocupados de barrios periféricos como Sant Roc, donde existe la sospecha de que se cobra alquiler por vivienda ocupada. El objetivo del Ayuntamiento es solucionar el problema y no solo eliminar las consecuencias.

Entre las prioridades de la nueva alcaldesa, Dolors Sabater, figura promocionar los pisos de protección social y ayudar a la PAH en las negociaciones con los bancos para frenar los desahucios

“Queremos intervenir para dar una respuesta a los problemas que existen; en este sentido, nos diferenciamos de la política anterior. Para mí es mucho más serio afrontar las preguntas difíciles: ¿realmente existe un abuso por parte de gente que se quiere lucrar de la miseria y pobreza de otras personas que necesitan una vivienda? ¿Y por qué no hay vivienda social para compensarlo?”, se cuestiona la nueva alcaldesa.

Entre sus prioridades figuran la promoción de los pisos de protección social y medidas para poner en el mercado los pisos vacíos que son propiedad de los bancos, a precio de alquiler social. Otra línea de actuación se centra en ayudar a entidades como la PAH en las negociaciones que están haciendo con los bancos para frenar los desahucios. “Se ha realizado una petición en los juzgados para que nosotros podamos tener información sobre los lanzamientos hipotecarios antes de que se ejecuten, de modo que podamos trabajar antes. Queremos tener una red de intervención para identificar con antelación las situaciones de emergencia social y tener tiempo para actuar. Estamos haciendo un estudio presupuestario para poder rescatar unos 600.000 euros y poder disponer de ellos en temas sociales, de vivienda y alimentación”.

Comisaría de la Guardia Urbana. / CORINA TULBURE

Comisaría de la Guardia Urbana. / CORINA TULBURE

Por el momento, han incrementado en más de un 40% las plazas de ocio infantil con almuerzo gratuito o a precio reducido para este verano. El objetivo es que se activen soluciones para que todos los niños tengan las necesidades alimentarias cubiertas.

El Ayuntamiento, en manos de Guanyem, ha aumentado en más de un 40% las plazas de ocio infantil con almuerzo gratuito o a precio reducido. El objetivo es que todos los niños tengan las necesidades alimentarias cubiertas

A la vez, para este otoño se quiere impulsar una mesa local de trabajo para la infancia, en la que colaboren en red distintas entidades. Este organismo ya estaba previsto por la ley 14/2010 del Parlamento de Catalunya, pero todavía no existe en Badalona. En este sentido, el actual gobierno de la ciudad ha contactado con diferentes entidades para elaborar unos objetivos comunes urgentes relacionados con las políticas públicas de atención a la infancia.

A pesar de las difamaciones y las campañas de la oposición, Juanje se muestra convencido de que Badalona ha apostado por un cambio real en comparación con la política del gobierno anterior: “Al final hemos limpiado Badalona de Albiol”, concluye Juanje aludiendo al lema “Limpiando Badalona”, que figuraba en los carteles de la campaña electoral del exalcalde.