Publicado: 04.09.2016 17:07 |Actualizado: 04.09.2016 17:07

Más de un centenar de inmigrantes entran a Melilla tras lograr saltar valla

Algunos llevaban en las manos garfios artesanales y zapatillas con tornillos implantados en sus suelas, con los que se han ayudado para sortear la alambrada y la malla "antitrepa" con la que fue reforzada a finales de 2014.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

MELILLA.- Más de un centenar de inmigrantes de origen subsahariano han logrado entrar hoy a Melilla tras conseguir saltar la valla fronteriza en un intento de entrada "coordinado" que han protagonizado unas 250 personas a plena luz del día, a las 13.50 horas, por cuatro puntos diferentes. Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, este nuevo intento de salto a la valla se ha producido en la zona del perímetro fronterizo cercano a la Vaguada Linares y el Río Nano, justo el punto donde tuvo lugar el anterior el pasado 30 de agosto.

La institución apunta que ha sido "un salto masivo coordinado" en cuatro puntos de la valla, una estrategia que utilizan habitualmente los inmigrantes en sus intentos de entrada para tratar de burlar el fuerte dispositivo de seguridad habilitado en ambos lados de la frontera. Alrededor de la mitad de los subsaharianos que han protagonizado el salto a la valla han logrado su objetivo de alcanzar Melilla y se han dirigido a la carrera hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde otros residentes los han recibido con gritos de "bozza, bozza", que expresan alegría y victoria.



Algunos llevaban en las manos garfios artesanales y zapatillas con tornillos implantados en sus suelas, con los que se han ayudado para sortear la alambrada y la malla "antitrepa" con la que fue reforzada a finales de 2014. Según la Delegación del Gobierno, no hay constancia de heridos entre los efectivos de la Guardia Civil que han participado en el dispositivo antiintrusión desplegado en el perímetro, ni tampoco entre los inmigrantes que han participado en este nuevo intento de entrada.

Sin embargo, fuentes cercanas al CETI han informado de que algunos de los subsaharianos que han llegado hasta el centro han tenido que recibir asistencia sanitaria por heridas sangrantes y traumatismos. Éste es el tercer salto a la valla que se ha registrado en Melilla en 15 días, después del que hubo el 20 de agosto, en el que 150 inmigrantes trataron de entrar por la zona de la depuradora y 40 lograron acceder a la ciudad, y el que se produjo el 30 de agosto, por un grupo de 50 del que finalmente consiguieron su objetivo 10 por el Río Nano.​

A mediados de esta semana, el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, dijo que las últimas entradas irregulares de inmigrantes en Melilla no tienen relación con prohibir la entrada de borregos por el brote de fiebre aftosa declarado en Marruecos, como una hipotética respuesta del país vecino a dicha restricción.

El intento de hoy se produce en el último día de fiestas patronales que vive Melilla, que cuando esta noche se dé por concluida dará paso a la denominada Operación Feriante, en la que se vuelcan numerosos efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local. El objetivo de este dispositivo es evitar que inmigrantes, fundamentalmente de origen magrebí, aprovechen el desmontaje de las atracciones para esconderse en los camiones y tratar de llegar clandestinamente a la península como polizones.