Publicado: 18.01.2016 07:36 |Actualizado: 18.01.2016 07:36

Operación 'Wikimañas': visibilidad en la red para las aragonesas ilustres

La Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas organiza un ‘editaton’ de un mes en Wikipedia para dar presencia en internet a científicas, artistas, escritoras, deportistas y políticas de la comunidad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Más de 40 mujeres participaron en la primera sesión de ‘editaton’ organizado por Amit.

Más de 40 mujeres participaron en la primera sesión de ‘editaton’ organizado por Amit.

ZARAGOZA.- Las biografías de Martina Bescós, primera cardióloga de España; Ángela García de la Puerta, química y primera doctora de la Universidad de Zaragoza; Sara Maynar, primera abogada de la comunidad aragonesa, y Luisa Gavasa, que además de ser filóloga ha hecho papeles con Almodóvar (Entre tinieblas) o Paula Ortiz (De tu ventana a la mía), coinciden en tres aspectos: son mujeres, han nacido o vivido en Aragón y carecían de entrada en Wikipedia. Hasta hace unas semanas. Lo ha remediado un editaton de un mes impulsado por Amit-Aragón (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas) con la colaboración del club de opinión La Sabina, el ayuntamiento de la capital autonómica y su campus.

“Se trata de dar visibilidad a mujeres aragonesas que han sido relevantes”, explica María Villarroya, profesora de Arquitectura de Computadores y miembro de Amit. El editaton, iniciado el 28 de noviembre en el espacio tecnológico Etopia y que va a permanecer abierto un mes, logró en su primera sesión, una jornada colectiva en la que participaron 43 mujeres, abrir en Wikipedia 22 entradas sobre aragonesas ilustres y actualizar las de otras cinco que estaban incompletas. Unos días después, la lista se ampliaba a 94 y otras 45 seguían pendientes de que alguien se animara a contar su historia.



Entre las primeras se encuentran la pianista Pilar Bayona, la directora de cine Paula Ortiz, la escritora Soledad Puértolas, las heroínas de los sitios Casta Álvarez y Manuela Sancho, la escritora Soledad Puértolas, la cantante Eva Amaral, la actriz Raquel Meller y las deportistas Teresa Perales –la atleta paralímpica con más medallas de la historia- o Isabel Macías –varias veces campeona de España de 1.500-; entre las segundas, la actriz Marisol Aznar o la historiadora Carmen Orcástegui.

Desde hace unos días engrosan la lista de las 'wikimañas', la palabra que resulta de fusionar 'wiki' con la versión femenina de 'maño', el gentilicio popular de los zaragozanos.

“Nos cuesta acercarnos a la tecnología”

Amit preparó la herramienta informática y La Sabina, una tertulia zaragozana que reúne a mujeres de varios ámbitos profesionales y sociales, aportó una parte del conocimiento.
“Ellas habían creado una wiki propia online, pero no es accesible”, explica Villarroya, que señala que todas las entidades femeninas a las que invitaron a participar lo hicieron. “Tejemos una red –anota- para ayudar a dar visibilidad”.

“A las mujeres nos cuesta acercarnos a la tecnología”, indica Villarroya, que no acaba de encontrar una explicación para esa situación. “No hay una razón clara –señala-. Algunos estudios dicen que los estereotipos de género marcan, y los estereotipos de la ingeniería son masculinos”.

Sin embargo, reivindica el papel que algunas mujeres han desarrollado en el campo de la tecnología. Cita a Heidi Lamarr, que como actriz trabajó con King Vidor (Camarada X) y Cecil B. Demile (Sansón y Dalila) y cuyas investigaciones en el campo de la conmutación de frecuencias son una de las bases de avances como el bluetooth, el wifi o el GPS. Y también se refiere al equipo que en los años 40 aportó en la universidad de Pensilvania las bases de la programación de las que salió el Eniac, el primer ordenador electrónico de la historia.

“Parecían modelos, pero eran las creadoras del primer ordenador”

“Las mujeres eran las programadoras, pero al ver las fotografías la gente pensaba que eran modelos”, ironiza. “En la tecnología –añade- ha habido siempre mujeres, y sin sus aportaciones la informática y las comunicaciones no serían hoy como son”.

Amit-Aragón, que hoy tiene 24 socias, comenzó a andar en 1998 bajo otra denominación para integrarse más tarde en la asociación de implantación estatal, de la que forman parte medio millar de investigadoras y tecnólogas.

En estos momentos, además de plantearse la posibilidad de poner en marcha otro editaton –las entradas sobre investigadoras y sus trabajos en español en Wikipedia no llega al 7% de los que tocan esa materia, 61 de 797-, impulsan dos programas.

Un ingeniero en cada cole consiste en organizar talleres entre los escolares de Primaria para fomentar la afición por ingeniería. El segundo consiste en un campus tecnológico solo para chicas. “La presencia femenina en Ingeniería Informática es solo del 20%, y en la universidad de Zaragoza se queda en el 13%”, señala. Quieren aumentar esa participación.