Publicado: 12.03.2016 22:18 |Actualizado: 12.03.2016 23:00

El PP, tras acoger a 18 refugiados de los más de 17.000 comprometidos: "Estamos por ser solidarios y ayudar"

Los conservadores difunden un argumentario en el que presumen de apoyo a los refugiados pese a que las cifras dicen lo contrario

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
Refugiados tratan de protegerse de la lluvia en el puerto de El Pireo, cerca de Atenas. REUTERS/Michalis Karagiannis

Refugiados tratan de protegerse de la lluvia en el puerto de El Pireo, cerca de Atenas. REUTERS/Michalis Karagiannis

MADRID.- Se afanó Mariano Rajoy en presumir de “solidaridad” en noviembre tras una cumbre europea que se antojaba crucial para la crisis de los refugiados. El presidente del Gobierno anunciaba que España acogería a más de 17.000 de ellos –Bruselas había concretado anteriormente la cifra en 17.680- , pero cuatro meses después sólo han sido acogidos 18. La cifra parece suficiente para que el PP vuelva a querer presumir de solidaridad y de ayuda.

Así lo ponen de manifiesto en un argumentario difundido a los cargos conservadores, en el que afirman: “Nuestra postura ante el drama de los refugiados ha sido siempre y sigue siendo clara: estamos para ser solidarios y ayudar”. “Queremos ser solidarios con Grecia y los países que más refugiados reciben. Queremos también ayudar a Turquía a acoger a tratar a los refugiados con la dignidad debida. Y también queremos ayudar al resto de la UE para hacer realidad el derecho de asilo de una forma ordenada y organizada, mediante la reubicación y el reasentamiento de los refugiados”, agregan.

La cifra de refugiados que la Comisión Europea trasladó hace unos meses a España, y que el Gobierno aceptó, era la tercera más alta de la Unión Europea (UE), detrás de Alemania (31.443 refugiados) y Francia (24.031). Las cantidades fueron el resultado de un cálculo basado en cuatro criterios de distribución: la población, el PIB, el nivel de desempleo y el esfuerzo previo de acogida de cada país, con un peso en el cómputo de 40-40-10-10 por ciento.



De los 18 asilados que España ha acogido hasta el momento, 17 son eritreos y uno sirio, y han sido ubicados en Logroño, Valladolid, Bilbao y Madrid. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmaba hace unos días que nuestro país recibiría "con carácter inmediato" a 450 refugiados, de los cuales 250 procederían de Turquía, 150 de Grecia y 50 de Italia.

El discurso de Génova llega tras el acuerdo de los líderes de la UE para que Turquía acepte la devolución de "todos los inmigrantes irregulares que crucen desde su territorio a las islas griegas siempre que la UE se haga cargo de los costes" de repatriación. A cambio, por cada sirio que readmita Turquía desde las islas griegas, otro sirio será reubicado desde Turquía a los Estados miembros de los UE, lo cual se hará probablemente atendiendo a criterios similares a los del pasado septiembre. Por tanto, es probable que España tenga que acoger una cuota similar de refugiados.

Por este plan, la UE acepta adelantar a más tardar a finales de junio la liberalización de visados, así como el desembolso de los 3.000 millones de euros acordados inicialmente para los refugiados para 2016 y 2017 a antes de finales de marzo. Los Veintiocho también prometen tomar una decisión sobre "financiación adicional", después de que Ankara pidiera otros 3.000 millones para la fase posterior, en 2018.

Ante este acuerdo, el PP afirma que el objetivo es “evitar que haya personas que pongan en peligro su vida viajando desde territorio turco a las islas griegas y, en paralelo, garantizar su derecho de asilo”.

Siguiendo su propio argumentario, el presidente del Gobierno en funciones ha enviado este sábado una carta a Pedro Sánchez en la que le acusa de “partidismo”, pero le ofrece consenso, además de insistir en la “solidaridad” y la “ayuda”: "En todo caso, quiero asegurarle que la acción del Gobierno en funciones de España en esta crisis ha estado, está y estará guiada en todo momento por la disposición a ofrecer solidaridad y apoyo a las personas necesitadas de protección internacional".

Rajoy, asimismo, le recuerda el "verdadero acuerdo de Estado" sobre asilo y refugio del pasado septiembre: "Unos compromisos que para mí siguen vigentes y que para el grupo parlamentario socialista deben seguir en vigor en atención a la iniciativa que ha registrado recientemente en el Congreso, precisamente, con el objetivo de que sigan siendo aplicables en la nueva legislatura". El viernes, Sánchez le exigió que fijara en el Congreso la posición de España sobre los refugiados antes de ir a Bruselas. El líder socialista consideraba inadmisible que el presidente en funciones acudiera a la próxima cumbre de la UE del 17 y el 18 "a defender una posición que sólo cuenta con el apoyo de su propio partido".

Los conservadores critican además en su argumentario a “quien se empeñe en hacer demagogia” con el asunto: “Hay que recordar que es un Gobierno de Syriza (el Podemos griego) el mayor partidario de la devolución de los refugiados”. Y todo pese a que fuentes comunitarias advertían de que el pacto de Los Veintiocho de hace unos días era una propuesta de Ankara cocinada con Merkel y el primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país ocupa la presidencia de turno del Consejo de la UE.