Publicado: 13.09.2015 18:52 |Actualizado: 14.09.2015 09:16

Cómo superar un cáncer de mama y escalar el Kilimanjaro

Eva García Romo, Carmen González-Meneses, María Barrabés, Araceli Oubiña y Rosa Fernández son las aventureras que subirán hasta el pico más alto de África.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Rosa Fernández Rubio, en un viaje anterior en las montañas.

Rosa Fernández Rubio, en un viaje anterior en las montañas.

MADRID.- Cinco mujeres, el Kilimanjaro y un reto que conseguir: alcanzar la cima más alta de África tras haber superado el cáncer de mama. Esta es la aventura que Eva García Romo, María Barrabés, Carmen González-Meneses, Rosa Fernández y Araceli Oubiña van a vivir en las próximas semanas, un desafío sólo comparable con el arduo camino que ya han recorrido hasta vencer sus respectivas enfermedades.

Estas cinco luchadoras rondan los 40 y 50 años, la edad en la que se diagnostican más tumores en nuestro país. Este cáncer afecta cada año a unas 25.000 mujeres en España, según datos de Asociación Española Contra el Cáncer (AECC); es decir, que aproximadamente una de cada ocho españolas presentará este diagnóstico a lo largo de su vida.



Aunque el de mama es el más común entre las mujeres -supone el 29% de todos los tumores femeninos según AECC- la supervivencia global a los cinco años del diagnóstico es del 82,8%, una cifra muy alta y situada por encima de la media europea según Eurocare-5. Por este motivo, el mensaje positivo que estas cinco aventureras quieren mandar es: "Con compromiso, lucha y superación, se puede con todo".

Carmen González-Meneses en un viaje anterior en las montañas.

Tal y como ellas mismas explican, hacer frente a esta enfermedad es algo "doloroso, largo y tedioso", y por ello es vital "no perder el ánimo y contar con personas en las que apoyarse para seguir adelante".

Así, el objetivo de esta expedición al Kilimanjaro -respaldada por AECC, Pelayo, Universo Mujer, la Federación Española de Baloncesto y Obra Social La Caixa- es contagiar la esperanza y la fuerza de estas cinco montañistas a todas aquellos que están pasando por este proceso.

"El viaje merecerá la pena si hay una persona que nos ve y piensa: Yo también puedo", dice Carmen González-Meneses. A esta valenciana de 48 años le practicaron una mastectomía bilateral subcutánea profiláctica -una extirpación de todo el tejido del seno posible- por alto riesgo de cáncer. "La decisión no resulta fácil, pero conté con el apoyo de mi marido, mi familia y del equipo médico, aunque sí fui víctima de alguna incomprensión", añade.

"Me diagnosticaron y operaron de un cáncer de mama, y a los 15 días descubrí que estaba embarazada"

En Huesca, María Barrabés de 40 años padeció una de las situaciones más difíciles de todas las que se engloban en esta expedición al Kilimanjaro. "Me diagnosticaron y operaron de un cáncer de mama, y a los quince días descubrí que estaba embarazada de cinco semanas", cuenta esta madre. Con dos hijos y otro en camino decidió seguir luchando. Durante el embarazo recibió 16 sesiones de quimio

"El fin de semana anterior a la operación estaba en la montaña y me prometí a mí misma que volvería a estar allí", señala Barrabés.

La asturiana Rosa Fernández, de 55 años, fue la primera mujer española en ascender los siete picos más altos de todos los continentes. "Estaba acostumbrada a luchar mucho y a los momentos físicamente duros, pero esto ha sido diferente porque el cáncer ha sido una lucha que yo no había elegido, sino que ella me había elegido a mí", explica.

Para la montañista, la preparación y experiencia psicológica de escalar las grandes montañas del Himalaya tienen bastante parecido a una larga y complicada enfermedad. 

Araceli Oubiña Cacabelos, en un viaje anterior en las montañas.

Araceli Oubiña Cacabelos, de Pontevedra, en una imagen en la que se la ve escalando entre la nieve.

"Las medicinas pueden curar nuestro cuerpo, pero no las heridas del alma", dice la madrileña Eva García Romo, de 48 años. Después del quirófano recibió seis ciclos de quimioterapia, 25 de radio y estuvo seis años con un tratamiento hormonal.

También vivió una dura intervención la logopeda Araceli Oubiña, de Pontevedra, a quien operaron hace poco más de un año. En los seis meses posteriores a la intervención, tuvo quimioterapia y radio, aunque siguió manteniendo un pensamiento positivo:"Falta un día menos para mi recuperación", pensaba al salir de cada sesión.

La expedición será grabada en vídeo por Javier Campos, que ha filmado más de 100 documentales en lugares tan increíbles como el Polo Norte, el desierto del Sáhara o las montañas del Himalaya. 

Junto a ellos, el guía Ismael Santos, varios sherpas experimentados en el terreno y el fisioterapeuta Nacho Sanz acompañarán a las aventureras en su camino, ya que por cuestiones físicas derivadas de esta enfermedad, muchas de ellas no pueden escalar ni sostener mucho peso en los brazos y la espalda. Todo un reto para estas cinco mujeres, que esperan alcanzar la cima el 29 de septiembre.