Público
Público

2.000 euros de ayuda a la compra

Sebastián se reúne mañana con las autonomías para buscar su cooperación para costear, con la industria, parte de la subvención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Finalmente, el Gobierno se apeó de su posición y anunció un plan de ayudas directas a la compra de automóviles, tras más de un año de reclamaciones de los fabricantes, que ven insuficiente el Plan Vive. La nueva caída de ventas de turismos del 45% en abril y el hecho de que Navarra y Valencia hayan optado por ofrecer incentivos de forma unilateral también han influido.

Zapatero explicó que se incentivará el mercado mediante descuentos de hasta 2.000 euros al comprador.

Las ayudas se concederán a partir del 1 de junio y durante un año. La nueva medida recibe el nombre de Plan 2000E y se dirige a la compra de vehículos poco contaminantes que no superen los 30.000 euros, impuestos incluidos, en sustitución de otro viejo. Pero la cifra de 2.000 euros dista mucho de estar garantizada, ya que el Ejecutivo implica también a las autonomías, que hasta ayer desconocían la propuesta: de la cantidad anunciada, el Gobierno aportará sólo 500; el resto provendrá de las comunidades, que deberán abonar otros 500, y de los fabricantes, que contribuirán con los otros 1.000. El comprador deberá elegir entre esta ayuda o la del Plan Vive, que se agotará en junio.

El Ministerio de Industria convocó a las comunidades justo después del anuncio de Zapatero. Sebastián deberá lograr el apoyo de todas las autonomías. Sin embargo, existen problemas. Galicia las había previsto, pero las frenó tras conocer el estado de sus cuentas. El Gobierno catalán se mostró ayer sorprendido de haber sido implicado sin saberlo. Tan sólo un día antes, el president, José Montilla, afirmó que cualquier ayuda al sector debía darlas el Estado, puesto que Catalunya ya no dispone de dinero. Las asociaciones de fabricantes (Anfac) e importadores de vehículos (Ganvam) aplaudieron la propuesta.

 

Más noticias en Política y Sociedad