Público
Público

El 30% de las asesinadas tenía menos de 30 años

El número de mujeres jóvenes muertas por violencia machista aumentó en un 52,9% en los últimos cinco años. Los agresores jóvenes se han incrementado un 75% en cinco años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De las 414 mujeres muertas a manos de sus parejas o ex parejas entre 2003 y 2008, un total de 121 (el 29,4%) tenía menos de 30 años. Esta cifra se ha incrementado en los últimos cinco años en un 52,9%: en 2003, fueron 17 las mujeres asesinadas en esa franja de edad. El año pasado la cifra ascendió a 26. Un aumento mayor se ha dado entre los agresores que acabaron con la vida de sus parejas.

Hasta 79 de los hombres que acabaron con la vida de sus parejas (el 19,1% de los agresores) también eran menores de 30 años. En cinco años, la cifra en esta franja de edad se ha incrementado un 75%.

Madrid acoge el primer foro de jóvenes y violencia de género 

Son datos que recordó este miércoles la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, durante la presentación del I Foro Internacional de Juventud y Violencia de Género, que se celebrará en Madrid los próximos días 23 y 24 de noviembre. “El objetivo es involucrar a la juventud en este desafío, hacerles partícipes en la tarea de erradicar las actitudes basadas en el dominio y la sumisión”, afirmó la ministra. Aído estuvo acompañada del delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, y del director general del Instituto de la Juventud (Injuve), Gabriel Alconchel.

A la vista de estos datos, la incidencia de la violencia machista en las jóvenes es significativa si se tiene en cuenta que, a 1 de enero de 2008, las mujeres de 15 a 30 años representaban el 23,5% del total de la población española, según datos del Padrón Municipal de Habitantes. De las 49 asesinadas en lo que va de año, 13 tenían menos de 30 años.

Además de las fallecidas, de las 113.500 órdenes de protección que había activas a diciembre de 2008, el 39,2% pertenecía a mujeres menores de 30 años. De ahí, según señaló la ministra, “que sea tan importante saber detectar la violencia de género y no despreciar sus primeras manifestaciones para conseguir prevenirla”. Por ello el foro, que reunirá a más de 1.000 jóvenes procedentes de Latinoamérica, Europa, Asia y África, está dirigido a la prevención y a la formación de los profesionales y de los mediadores juveniles”.

Las ponencias de expertos se mezclarán con los talleres prácticos y el intercambio de experiencias. “La violencia se traslada de padres a hijos, es global y no entiende de fronteras ni de clases sociales. Por ello queremos que los jóvenes que participen en el foro se vayan formados”, subrayó Aído.

La ministra hizo hincapié en que los jóvenes deben ser capaces de identificar las relaciones desigualitarias y también cuándo un chico trata de controlar a su pareja. “Existen muchas formas de controlar a una pareja, como es controlar lo qué hace, las amigas con las que sale, la ropa que se pone o los mensajes de móviles”, indicó.

A este aspecto también se refirió Miguel Lorente, quien señaló que más que una palabra más alta que otra o un insulto, hay que percibir cuándo la actitud del otro “busca controlar”. “El objetivo de la violencia de género es el dominio y, por tanto, hay que detectar cuándo existe algo que la mujer no puede hacer”.

El encuentro está dirigido a la prevención y la formación 

En una encuesta realizada por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género el pasado junio –que recogía una muestra de 1.008 personas con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años, de los que el 30,3% tenían menos de 30– se preguntaba a los encuestados que mostraran su grado de acuerdo con una serie de afirmaciones. Con una de ellas, “el hombre que parece agresivo es más atractivo”, el 17% de los que tenían entre 18 y 30 años se mostraron muy de acuerdo.

Entre las mujeres en la misma franja de edad, el porcentaje representaba el 4,5%. En la misma encuesta, uno de cada 10 menores de 30 años (el 9,8%) consideraba que la violencia machista era algo inevitable que siempre ha existido. El porcentaje era mayor que entre los mayores de 30.

Lorente insistió en que los padres también deben estar pendientes a esas actitudes de control, “igual que lo están en otros temas de sus hijos”: “Los padres deben hablar y decir a sus hijas que ningún hombre decida por ellas, y a sus hijos que no deben imponer ninguna actitud a sus parejas”.

Más noticias en Política y Sociedad