Público
Público

Unos 40.000 jóvenes en España tienen problemas con el cannabis

Reuters

Las urgencias hospitalarias por cannabisse multiplicaron por cuatro entre 1996 y 2007 en España, según unestudio difundido el miércoles que indica además que unos 40.000adolescentes españoles presentan un consumo considerado"problemático".

El "II Informe sobre el cannabis" de la Delegación delGobierno para el Plan Nacional sobre Drogas en España es unaactualización del publicado en el 2006 y señala que el 3,2 porciento de los adolescentes españoles de entre 14 y 18 añosconsumen cannabis a diario.

por intoxicaciónaguda - a lo largo de la vida, según el estudio.

"La revisión de los últimos estudios consolidan lo que yasabíamos: el consumo de cannabis produce alteraciones del sistemanervioso central, déficit en la memoria, la atención, lacapacidad psicomotora y está directamente relacionado con elfracaso escolar", dijo la delegada del Gobierno para el PlanNacional sobre Drogas, Carmen Moya.

"El cannabis es una droga y como tal se comporta", añadió.

Entre estos comportamientos está la dependencia, y lasestadísticas muestran que entre un 7 y un 10 por cientode las personas que han probado el cannabis tiene riesgo dedesarrollar un trastorno de este tipo.

Algunos de los síntomas de la adicción, apunta el estudio,son el abandono del grupo de amigos no consumidores, eldesinterés por actividades sin relación directa con el consumo,problemas de rendimiento escolar o laboral y síntomas deabstinencia caracterizados por irritabilidad, agresividad,inquietud, nerviosismo, disminución del apetito y dificultad paradormir.

La droga ilegal más consumida -Naciones Unidas estima que un3,9 por ciento de la población entre 15 y 64 años la probó en el2007- alcanza en España el 11,7 por ciento de todas lasadmisiones hospitalarias de tratamiento por drogas.

En los países de la Unión Europea, donde los principalesconsumidores son los jóvenes, el consumo actual (en elúltimo mes) oscila entre el 0,5 y el 8,7 por ciento de lapoblación, según el país.

Tanto en España como en la UE el consumo de esta droga se haestabilizado e incluso ha empezado a disminuir.

La última encuesta escolar sobre drogas hecha en el 2008mostró que un 35,2 por ciento de los jóvenes entre 14 y 18 añosha consumido cannabis alguna vez en la vida, un 30,5 por cientodijo haberlo hecho en el último año y un 20,1 por ciento lo hizoen los últimos 30 días, lo que supone una caída de 7,6 y 5puntos, respectivamente, desde el 2004 para cada una de lasfrecuencias de consumo.

"Pese a ello, las tasas de consumo, sobre todo entre losadolescentes, siguen siendo elevadas", advirtió Moya, que señaló"la reducción del uso de esta sustancia psicoactiva" como uno delos principales objetivos del Ministerio de Sanidad y PolíticaSocial.

El cannabis es la "puerta de entrada" al consumo de otrasdrogas, pero otra de las grandes preocupaciones de la Delegaciónson los policonsumos.

Entre la población escolar entre 14 y 18 años, y en relaciónal consumo en los últimos 12 meses, el 98,8 por ciento de losconsumidores de cannabis también lo era de alcohol, un 79,7 porciento lo era de tabaco, un 11,3 por ciento de cocaína, un 7,7por ciento de anfetaminas y un 5,8 por ciento de éxtasis.

Internet se ha convertido en la fuente de informaciónprincipal a la que recurren los jóvenes europeos en materiade drogas.

Le siguen los amigos, los profesionales sanitarios, lospadres, los centros o especialistas en drogas, compañeros delcolegio o del trabajo y por último, a gran distancia, se sitúa lapolicía y los trabajadores sociales.

Más noticias de Política y Sociedad