Público
Público

44 muertos en un ataque durante una boda en Turquía

Varios asaltantes enmascarados irrumpieron en el salón donde se reunían los invitados y atacaron con armas automáticas y granadas de mano

AGENCIAS


Ver mapa más grande

 

Al menos 44 personas han muerto durante la celebración de una boda en el sureste de Turquía, en el provincia de Marvin, según han señalado fuentes oficiales.

El gobernador de la provincia, Ahmet Ferhat Özen, indicó que varios asaltantes enmascarados irrumpieron en el salón donde estaban reunidos los invitados de la boda y abrieron fuego con fusiles automáticos y granadas de mano.

Según los medios de comunicación locales, en las familias del novio y la novia hay miembros de la Guardia del Pueblo, la milicia paramilitar promovida por el estado para combatir la guerrilla separatista kurda en la zona, aunque ya se ha descartado que se trate de un ataque terrorista, según fuentes oficiales turcas.

El incidente se ha producido en Bilge, un pueblo cercano a Mardin, una ciudad del sureste de Turquía, una zona mayoritariamente kurda, según ha anunciado el alcalde de Mardin, que se ha desplazado al hospital donde han sido conducidas las víctimas.

El ministro del Interior de Turquía, Beshir Atalay, ha anunciado que han sido detenidas ocho personas presuntamente implicadas en el ataque armado contra una boda en el sureste del país.

"El fiscal del Estado ha estado trabajando toda la noche escuchando a los testigos. Ocho personas han sido capturadas y encarceladas, y sus armas confiscadas", ha declarado Atalay a la prensa en el aeropuerto antes de viajar al lugar de los hechos. Los sospechosos están siendo interrogados por la gendarmería turca para recabar información.

"Todos los atacantes son de la aldea. Hay personas con diferentes nombres familiares pero tanto los muertos como los sospechosos tienen en su mayoría el mismo nombre familiar", ha agregado el responsable turco.

"Según nuestras primeras informaciones, se trata de un ataque por hostilidades entre familias del pueblo", ha recalcado Atalay. El ministro ha descartado así que el grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) esté detrás del ataque armado contra los asistentes al enlace.

Atalay también ha reducido el número de muertos a 44, en lugar de los 45 cifrados hasta entonces, y ha precisado que entre los fallecidos hay seis menores y 16 mujeres.

El conflicto entre kurdos y las fuerzas militares turcas data de 1984. Desde esa fecha, unas 40.000 personas han muerto, en su mayoría kurdos. El PKK cometió atentados parecidos en los años 90, pero un ataque armado contra objetivos civiles de forma indiscriminada no se ha producido en los últimos años. Además el PKK ha declarado una tregua unilateral hasta el primero de junio de 2009.

Mehmet Besir Ayanoglu, vicegobernador de la provincia donde se produjeron los hechos, declaró al diario Sabah que el tiroteo "no tenía el aspecto de un ataque terrorista". Las fuerzas de seguridad turcas han comenzado a acordonar la zona para impedir a los periodistas la entrada a la localidad.

La región donde se ha producido el tiroteo está cerca de la frontera con Siria y está azotada estos días por tormentas de arena que dificultan las comunicaciones.

En las pasadas elecciones municipales del 29 de marzo se registraron seis muertos por enfrentamientos armados en el sureste de Turquía entre los partidarios y familiares de varios candidatos a jefe de aldea.