Público
Público

45 carreras tienen menos de 10 alumnos de primero en algunos de los centros docentes

EFE

Un centenar de centros académicos propios o adscritos de universidades públicas tienen matriculados menos de 10 alumnos de primero en unas 45 titulaciones, mientras que en varios casos no se superan los cinco y en otros hay un único estudiante.

Son datos del último estudio publicado por el Consejo de Universidades sobre oferta, demanda y matrícula de nuevo ingreso en las universidades públicas y privadas, referido al curso 2006-2007.

Entonces se inscribieron 211.968 alumnos de primer año en alguna de las 140 carreras oficiales que se imparten en las universidades públicas, y quedaron sin cubrir 38.801 de las 250.769 plazas disponibles, es decir el 15 por ciento.

La oferta total de enseñanzas en las universidades públicas presenciales fue de 2.701, de las cuales 1.378 eran de ciclo corto, 1.032 de ciclo largo y 291 de sólo segundo ciclo.

En ese curso las titulaciones con apenas 10 matriculados de primero en determinados centros universitarios eran principalmente diplomaturas, estudios de maestro e ingenierías técnicas diversas y licenciaturas de filología, según información facilitada por comunidades autónomas y universidades.

Como muestra, la Universidad de Valladolid tenía un único matriculado en la Licenciatura de Filología Alemana y en la titulación de Maestro de Educación Infantil en centros de la capital autonómica, y otro alumno en Soria en la de Ingeniero Técnico Agrícola, especialidad en Explotaciones Agropecuarias.

Lo mismo ocurría en la Universidad de Salamanca en primero de Filología Hebrea en esa ciudad; en la de Santiago de Compostela en el caso de Filología Portuguesa y en la Universidad de La Coruña en la Licenciatura de Humanidades en su centro de Ferrol.

Un solo estudiante de primero constaba matriculado en la Ingeniería Técnica de Minas, especialidad en Mineralurgia y Metalurgia, de la Politécnica de Cartagena.

Dos matriculados había en Filología Clásica y en Maestro de Educación Especial y de Educación Física por la Universidad de Valladolid, así como en la especialidad de Sondeos y Prospecciones Mineras de la Ingeniería Técnica de Minas de la Universidad del País Vasco en Baracaldo.

Tres estudiantes se habían registrado para estudiar la Licenciatura en Geografía de la Universidad de Cantabria en Santander; para cursar en Ceuta los estudios de Maestro de Educación Musical por la Universidad de Granada; Filología Francesa en Cáceres por la Universidad de Extremadura; o Filología Gallega por la Universidad de Vigo en esta misma ciudad.

La Universidad de León sólo tenía tres estudiantes en diversos centros para cursar las especialidades de Mecanización y Construcciones Rurales (en León) y de Industrias Agrarias y Alimentarias (en Ponferrada) de la Ingeniería Técnica Agrícola, e igual número en las de Explotación de Minas y de Mineralurgia y Metalurgia de la Ingeniería Técnica de Minas.

Entre las titulaciones con menos de diez matriculados de primero en algún centro universitario figuraban licenciaturas en Derecho, Geología, Dirección y Administración de Empresas, Geografía, Humanidades y Filologías como la Clásica, Hispánica o Románica impartidas por diversas universidades de prácticamente todas las comunidades autónomas.

También en las diplomaturas en Estadística, Biblioteconomía y Documentación, Relaciones Laborales, Máquinas Navales, Navegación Marítima, Radio-electrónica naval y Turismo, y especialidades de las ingenierías técnicas Agrícola, Industrial, de Minas, Obras Públicas y Telecomunicación, así como estudios de ingeniero agrónomo y geólogo.

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha alertado del desequilibrio y desajuste entre el crecimiento de la oferta de enseñanzas y la disminución de la demanda, ha defendido en varios informes universidades más especializadas frente a la abundancia de las generalistas y una financiación adecuada de la movilidad.

Más noticias de Política y Sociedad