Público
Público

El 80% de los sin papeles de la UE, sin atención sanitaria

Médicos del Mundo denuncia el bloqueo de los estados a un "derecho básico"

DANIEL AYLLÓN

La ONG Médicos del Mundo ha denunciado que sólo el 20% de los inmigrantes en situación irregular que viven en la Unión Europea (unos ocho millones de personas) disfruta en la práctica del acceso a los servicios de salud. En los países en los que sí tienen derechos, el 70% se enfrenta a otro tipo de obstáculos, como leyes restrictivas, falta de información o trabas administrativas, entre otros.

La "discriminación" de los sin papeles encuentra su máximo exponente en países como Suecia, donde no tienen derecho a la asistencia sanitaria gratuita ni siquiera en casos de emergencia o partos. En otros, como Alemania, la Ley obliga a las administraciones públicas centros de asistencia social y sanitaria incluidos a denunciar a las personas que acuden en situación irregular a los centros de atención.

El estudio, que se presentará hoy en Bruselas, forma parte del segundo Informe del Observatorio europeo del Acceso a la Sanidad. Además de revisar las legislaciones, Médicos del Mundo entrevistó a 1.218 sin papeles en 11 países.

España es uno de los países más garantistas. Los solicitantes de asilo y los inmigrantes en situación irregular tienen derecho a la atención sanitaria. El único requisito es que estén empadronados. Para lograrlo, no obstante, algunas localidades ponen impedimentos, pero negarles el padrón es ilegal. Los niños, niñas y embarazadas están exentos de requisitos administrativos. Al menos cuatro comunidades autónomas (Andalucía, País Valenciano, Murcia y Extremadura) entregan tarjetas sanitarias a todas las personas sin permiso de residencia, sin imponer ninguna condición administrativa.

El pasado lunes, el ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, abogó por una política de restricción del gasto en sanidad y pidió que se intente "hacer una sanidad para los españoles y sólo para los españoles". Rodríguez Ibarra argumentó que la sanidad "es tan universal que comienza a haber un turismo sanitario a España con un billete de avión de 300 euros y se operan de la cadera, que cuesta un poquito más".

El estudio de Médicos del Mundo critica también este "falso mito". Sólo el 6% de los encuestados citó problemas de salud al preguntarles por los motivos que les llevaron a abandonar su país. La organización considera que la discriminación es una "violación flagrante de un derecho fundamental". Además, alerta del peligro que supone para hacer frente a posibles epidemias, como la de la Gripe A o de otra índole.

El acceso a la sanidad "no es un acto de generosidad sino de justicia y debe marcar el camino para que los estados de la UE cumplan con sus obligaciones internacionales, y en la mayoría de los casos, constitucionales, en materia de derechos fundamentales", concluye el informe de Médicos del Mundo.

Más noticias de Política y Sociedad