Público
Público

Abandona Egipto un equipo del CSIC en mitad de su campaña arqueológica

EFE

Un equipo de investigación del CSIC ha decidido abandonar la localidad egipcia de Luxor, en mitad de una campaña de excavaciones arqueológicas que estaba previsto que finalizara el 20 de febrero, dada la situación de inestabilidad y protestas en el país.

El director del proyecto Djehuty, el investigador del CSIC José Manuel Galán, ha explicado a Efe que, ante tanta tensión, su equipo ha decidido cerrar la excavación para regresar a España, en donde espera estar de vuelta aproximadamente el jueves, aunque ha advertido de que dos de ellos no tienen todavía billete de avión.

Dos de los miembros del equipo del CSIC ya han abandonado esta mañana el país, mientras que otra decena está pendiente de hacerlo en las próximas horas, junto con algunos turistas que todavía se encuentran en Luxor.

"Nos hemos quedado con un mal sabor de boca con tanta tensión, y no merece la pena apurar dos semanas más", que es el tiempo que faltaba para concluir la campaña, ha explicado el investigador.

El equipo acababa de descubrir una de las tumbas principales del proyecto, la de Hery, que es una de las pocas pertenecientes a particulares de comienzos de la dinastía XVIII que conservan su decoración.

Uno de los hallazgos no esperados y que ha causado "sorpresa" a los investigadores en esta campaña sin concluir ha sido el descubrimiento, en ese enterramiento, de la boca de un pozo funerario cubierto de arena del que se desconoce su profundidad.

En el exterior, los trabajos realizados en esta campaña han permitido encontrar al nivel de los enterramientos un depósito de figurillas funerarias de otra época denominadas Shabtis, con las que se acompañaba al difunto para trabajar en su servicio en el más allá.

En esta campaña se "ha avanzado mucho" en la restauración, según Galán, por ejemplo, de las paredes de la tumba de Djehuty, y en el ataúd de madera del año 2.000 antes de Cristo perteneciente a un arquero que fue encontrado hace un par de años.

Uno de los objetivos de esta décima campaña de excavaciones del Proyecto Djehuty en Luxor, que habrá de completarse el año próximo, era la búsqueda de fragmentos caídos de la pared de la tumba de Hery excavada en la roca de la montaña para restaurar sus paredes talladas en relieve.

Más noticias de Política y Sociedad