Público
Público

La abogada española presa en EEUU, a un paso de la libertad

María José Carrascosa, en la cárcel desde 2006, fue acusada de secuestrar a su hija. Se da quince días para sopesar un acuerdo extrajudicial con su ex marido

RAMIRO VAREA

La abogada española María José Carrascosa, acusada por un tribunal de EEUU de haber secuestrado a su hija Victoria, podría obtener la libertad provisional antes de verano. Carrascosa está encarcelada en una prisión de Nueva Jersey desde hace más de dos años. Sobre ella pesan ocho delitos de interferencia en la custodia de su hija, de 9 años de edad, y uno de desacato. Pero en las últimas semanas la situación entre las partes implicadas en el proceso ha mejorado.

La defensa de Carrascosa llegó hace diez días a un principio de acuerdo con el abogado de Peter Innes, su ex marido, después de reunirse en La Haya. Al encuentro también acudieron jueces y diplomáticos de España y EEUU, ya que en el caso existe un conflicto de competencias jurisdiccionales. El documento pactado por los letrados contiene "elemenos confidenciales" y fija un régimen de visitas para el padre, quien podría ver a la niña en Valencia, lugar donde reside con sus abuelos maternos. El acuerdo deja la custodia de la menor en manos de la madre. Sin embargo, Carrascosa se ha mostrado siempre reacia a aceptar un acuerdo extrajudicial con el marido.

Sin embargo, la española ha podido conocer en detalle el acuerdo aceptado ya por su ex marido y se ha dado quince días para decidir si lo acepta. "María José tiene ahora mismo la guerra ganada. Le hemos advertido de los pros y los contras del acuerdo y ahora nos hemos dado quince días para tomar una decisión", dijo el abogado español de Carrascosa, Marcos García Montes, a su salida de una reunión con la española en los tribunales de Hackensack.

Durante el día de ayer, el caso estuvo a punto de dar un vuelco tras la celebración de una vista judicial en Hackensack (EEUU). Durante la sesión, de carácter técnico, el abogado de la procesada, Marcos García Montes, solicitó la libertad provisional de su cliente. Su objetivo era que Carrascosa: "Abandonara la cárcel esta misma tarde [por ayer]". "No hay pruebas suficientes para que permanezca allí". María José era consciente de que si "firmaba un acuerdo, salía en libertad definitiva", explicó.

"Si Carrascosa acepta el pacto, podría incluso obtener la libertad en cuestión de horas, si así lo decide el fiscal, o, como muy tarde, en verano", admitió ayer a Público el letrado de Peter Innes, Javier María Pérez-Roldán. El letrado confirmó que el problema "se está empezando a descongelar después de mucho tiempo" y que "existe una vía de acuerdo" que podría cerrarse "en breve".

"Todos los que estamos implicados, incluido yo, queremos que Carrascosa salga de la cárcel inmediatamente", afirmó ayer Innes a Efe. Y añadió: "Sólo entonces mi hija disfrutará tanto de su madre como de su padre, que es lo que yo siempre he querido". De momentos, prosegue la reunión entre la procesada y la Fiscalía estadounidense. "Si lo acepta, yo ya he pedido la libertad condicional de María José para hoy mismo [por ayer]. Ahora depende de ella", manifestó García Montes.

Si, por el contrario, Carrascosa no aceptara el pacto, continuaría ingresada en la prisión de Nueva Jersey.

Más noticias de Política y Sociedad