Público
Público

Abren los colegios electorales en Francia para los comicios cantonales

EFE

Los colegios electorales franceses abrieron hoy a las 06.00 horas GMT para la segunda vuelta de unos comicios cantonales que han levantado una gran expectación por la importante subida registrada por el ultraderechista Frente Nacional (FN) en la primera ronda.

Unos 20 millones de franceses están llamados a renovar la mitad de los puestos de consejeros departamentales, los que componen los Consejos Generales, instituciones similares a las diputaciones provinciales con competencias en materia de ayuda social, inserción de personas con dificultades o transportes.

En total, serán elegidos hoy 1.566 consejeros, después de que 460 obtuvieran el escaño de forma directa en una primera vuelta marcada por la alta abstención, superior al 55 por ciento.

Al cierre de los colegios, a las 18.00 horas GMT, se despejará la principal incógnita, conocer si el FN retorna a estas instituciones locales puesto que en la actualidad no tiene ningún puesto.

En la primera vuelta, el partido que desde principios de año preside Marine Le Pen, hija del fundador, logró más del 15 % de los votos y sus candidatos se clasificaron para la segunda vuelta en 402 circunscripciones.

En un centenar de ellas se verán las caras con candidatos la conservadora Unión para el Movimiento Popular (UMP) del presidente de la República, Nicolas Sarkozy, el cual se negó a dar consignas de voto en aquellos cantones donde sus candidatos no están presentes en la segunda vuelta.

Eso hace más interesante conocer la suerte de los postulantes ultraconservadores en los 266 duelos que les miden a candidatos de izquierdas, porque pueden rentabilizar el voto de la derecha.

El FN es el auténtico protagonista del escrutinio a catorce meses de las Presidenciales y después de que varios sondeos situaran a Le Pen en cabeza de las intenciones de voto para acceder al Elíseo.

Para el Partido Socialista las Cantonales pueden servir también para colocarse como primera fuerza política si repiten el buen resultado logrado el pasado domingo.

La UMP, que en la primera vuelta no superó el 17 % de los votos, aspira a limitar las pérdidas y conservar la presidencia de todos los departamentos que tiene en la actualidad, 44, aunque no descarta ganar alguno, en particular dos en la periferia de París en los que está cerca de la victoria.

Los socialistas, que controlan 58 departamentos, cuentan con mantener todos y apuestan por arrebatar a la derecha los de Jura y Pirineos Atlánticos, apoyados en la victoria lograda en la primera vuelta con más del 25 % de los sufragios.

Las fuerzas de izquierda acuden unidas a la segunda vuelta después de que el pasado domingo los ecologistas registraran un resultado notable, algo más del 8 % de los votos, el doble que en las pasadas Cantonales.

La extrema izquierda también subió de forma importante y los comunistas cuentan con mantener los dos departamentos que controlan en la actualidad, Allier y Val-de-Marne.

Más noticias de Política y Sociedad