Público
Público

Abren los colegios electorales en la primera vuelta de las Municipales en Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 44 millones de electores están convocados hoy a las urnas en la primera vuelta de los comicios Municipales y Cantonales, que además de renovar los cargos en ayuntamientos y consejos generales, servirán para comprobar la erosión de popularidad del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

En la gran mayoría de los colegios electorales de la Francia metropolitana, que abrieron a las 7.00 GMT, se puede votar hasta las 17.00 GMT, aunque en las grandes ciudades ese horario se prolonga dos horas más.

En estos comicios, que concluyen con una segunda y última vuelta el domingo de la semana próxima, se renuevan los concejales de los 36.782 municipios de Francia (los elegidos designan luego al alcalde) para un mandato de seis años.

Además, en 2.020 cantones (la mitad del total del país), se elige también para seis años a los miembros de los Consejos Generales, asambleas ejecutivas de los departamentos equivalentes a las diputaciones provinciales en España.

En los municipios de más de 3.500 habitantes, si una lista obtiene más de la mitad de los votos en la primera vuelta, consigue automáticamente la mitad de los concejales en juego, y la otra mitad se reparten proporcionalmente entre las listas que han conseguido al menos un 5 por ciento.

Si ninguna lista consigue esa mayoría absoluta en la primera ronda, pasan a la segunda las listas que han conseguido al menos un 10 por ciento de los sufragios, y entonces la que queda en primer lugar se hace con la mitad de los ediles.

Un total de 278.582 candidatos de entre 18 y 99 años se disputan los puestos de concejales (de los cuales un 48,9 por ciento de mujeres, como en 2001, cuando se introdujo la paridad obligatoria hombre-mujer en las listas), mientras que 8.520 están en liza para las Cantonales.

En las Municipales, el Partido Socialista (PS) en la oposición se ha fijado como objetivo recuperar 30 de las 40 ciudades de más de 20.000 habitantes perdidas en 2001.

En este último mandato municipal, la izquierda ha controlado 178 de esas ciudades, y 223 la derecha, para la que los sondeos han augurado en las últimas semanas un revés relacionado con el descalabro de popularidad de Sarkozy desde comienzos de año, y en un contexto de una coyuntura económica desfavorable.

De las 37 ciudades de más de 100.000 habitantes, la derecha desde 2001 ha gobernado 21 (entre las que destacan por su dimensión Marsella, Toulouse, Niza, Burdeos y Estrasburgo), y la izquierda 16 (incluidas París, Lyon, Nantes, Lille, Montpellier y Rennes).

En cuanto a los consejos generales, la izquierda ha presidido 51 y la derecha 50.

En París, los sondeos habían dado por hecho que el alcalde socialista, Bertrand Delanoe, conseguirá una fácil reelección y en Lyon el también socialista Bertrand Collomb tampoco tendría que tener dificultades para imponerse al ex ministro conservador Dominique Perben.

Dos ciudades -Marsella y Estrasburgo- por su dimensión y su significación institucional están llamadas a centrar mucho interés ya que las dos están en manos de la derecha pero los estudios demoscópicos previos han dejado abierta la posibilidad a cambios.

En Marsella, segunda metrópolis del país, el primer edil conservador, Jean-Claude Gaudin, dirigente del partido UMP de Sarkozy, podría ver amenazada su continuidad por el socialista Jean-Noel Guerini, presidente del consejo general del departamento.