Público
Público

"La ACB no puede tener esta soberbia"

Director ejecutivo de la Euroliga. Lidera la reestructuración de la competición que inventó hace nueve alis para acabar con la guerra civil del baloncesto europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jordi Bertomeu trabajó para la ACB antes de idear la competición que, desde Europa, pretende frenar el afán devorador de la NBA respecto a los jóvenes talentos. El modo no gusta a la Liga española, que lo ha denunciado ante el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) y la Comisión de Competencia de la Comunidad Europea.

La ACB, la liga más potente de Europa, se opone a la reestructuración de la Euroliga. ¿Por qué?

No lo entiendo. Es la Liga con más plazas. Con el antiguo sistema, tenían garantizadas dos (Barcelona y Tau, los dos equipos con trienio en vigor); con el nuevo modelo, le ofrecíamos una tercera, que actualmente no tiene.

La ACB habla de una competición 'semicerrada', que favorece a los grandes y vulnera la competencia.

La ACB pretende que no haya licencias A (las garantizadas), que todo dependa de una clasificación pura y dura, como se hacía tradicionalmente. Pero, si no cambiáramos lo estatutos, aún estaríamos haciendo la misa de espaldas Y a ellos les habíamos concedido un régimen especial porque son la liga más potente de Europa, aunque luego sus equipos no ganen la Euroliga

Les han denunciado ante el TAS y la Comisión de Competencia de la Unión Europea. ¿Teme una sanción?

No tengo ningún temor a los tribunales. En 2000, ya salimos del sistema de la FIBA y ninguna acción legal tuvo éxito. Todo club es libre de jugar donde y como quiere. No se puede obligar a nadie a participar.

¿Favorecen a los grandes como dicen?

¿Alguien se imagina la ACB sin el Barça, el Tau, el Madrid o el Unicaja? ¿Qué sería sin ellos? Tal y como estos equipos tienen que estar siempre en la ACB, los mejores también tienen que estar siempre en la Euroliga si queremos competir con la NBA. Hablamos de unos 13 clubes que son siempre los mismos para consolidar estructuras, pabellones

¿Por qué la ACB dice que se acaba con la movilidad en función de los resultados deportivos?

Porque, en vez de explicar que primero, segundo y tercero tienen plaza garantizada, ponen el énfasis en que las licencias serán plurianuales. Y tampoco dicen que, para que esos 13 equipos mantengan la plaza, tienen que cumplir unos requisitos entre los que se cuentan, por ejemplo, llenar el 80% del aforo del pabellón o no quedar clasificado en su Liga más allá del octavo lugar; si no pierden la licencia.

En beneficio de nuevos clubes y países.

Efectivamente; no se cierra la puerta a los demás porque somos conscientes de que esto es un mercado y de que hay que respetar a todos los países.

Pero clubes como el Joventut y el Pamesa respaldan la postura de la ACB.

Creo que a los clubes que están en contra no les han explicado bien el nuevo modelo. Durante cinco años, España podría tener cinco equipos en la Euroliga, cosa que no sucede con ningún otro país. La única excepción se daría cuando, como ha sucedido este año por primera vez, los cuatro primeros clasificados de la ACB coincidiesen con los cuatro equipos que ya tienen plaza garantizada. El resto de Ligas se pregunta cómo no aceptan esta propuesta.

¿Y usted no ha hablado con esos clubes?

Hemos hablado con todos, pero la Penya y el Pamesa tienen que entender que, si ganan, jugarán. Si quedan sextos, no. Los tres primeros de la Liga tienen plaza, pero el quinto y el sexto, no. Es normal. Ese criterio también es válido para la ACB: nadie juega para ser quinto o sexto.

Ellos se sienten perjudicados.

La propuesta ha afectado más a otros países y no tanto a España. De hecho, la mayoría de Ligas no sigue a su presidente (Eduardo Portela, presidente de la ULEB y de la ACB), todos votaron contra la ACB. El acuerdo fue unánime. ¿Qué piensa la ACB, que se puede oponer a toda Europa, al 99,9%? Creo que deberían reflexionar y pensar que quizá son ellos los que están equivocados. No se puede tener esta soberbia. Nosotros les hemos abierto las puertas y la única respuesta que hemos obtenido es tribunales y desacreditaciones.

¿Por qué el nuevo modelo?

Porque nos enfrentamos a un riesgo tremendo: la competencia de la NBA. La cuestión está en si eso lo afrontamos desde el ámbito local o ofrecemos una alternativa con más músculo y tamaño, con lo mejor que tenemos en Europa, que son esos 13 equipos. Tenemos que nuclear ese producto para poder competir.

¿Y cómo se consigue?

Tenemos que crear las condiciones para que a los jugadores cada vez les cueste más marcharse. Y no por una cuestión legal, si no porque les ofrecemos una alternativa atractiva. Si no animamos a los jugadores con una buena competición y con recursos, no tenemos nada que hacer.

¿Eso ayudaría a que Ricky se quedara o Rudy volviera?

Claro que Ricky podría seguir creciendo en Europa y que sería bueno que Rudy volviera. Cada vez son más los que regresan a Europa después de haber emigrado a la NBA porque, una vez conocida Pero tenemos que protegernos y hacernos fuertes.

Más noticias en Política y Sociedad