Público
Público

La actriz Lucy Liu pide apoyo para el matrimonio homosexual en Nueva York

EFE

La actriz neoyorquina Lucy Liu, conocida por su papel en la serie "Ally McBeal" y por el de villana en "Kill Bill", ha decidido unirse a una campaña en pro de la legalización del matrimonio entre homosexuales en Nueva York.

Así lo anunció hoy Human Rights Campaign (HRC), la mayor agrupación estadounidense defensora de los derechos civiles de las personas homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBT), que ha difundido un vídeo en el que la actriz -que se hizo famosa por su papel en la serie "Los Ángeles de Charlie"- aboga por "la igualdad en el matrimonio para todos los neoyorquinos".

La actriz, nacida en el área de Jackson Heights, en el barrio de Queens, argumenta en ese vídeo -que se puede ver en YouTube y en la página web de HRC- que Nueva York siempre ha sido una ciudad de "diversidad y aceptación", y pide apoyos para lograr que este estado reconozca legalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Con la igualdad matrimonial en el horizonte de Nueva York, estamos encantados de que la voz de Lucy Liu se una a la lista de destacados neoyorquinos que apoyan lo justo", dijo hoy el presidente de HRC, Joe Solmonese.

Solmonese destacó que cada vez son más los estados de este país que reconocen legalmente estas uniones, respetando así el derecho de todos sus ciudadanos a unirse en matrimonio, con independencia del género de los contrayentes.

Con esta iniciativa, Liu se suma a otras conocidas caras de Nueva York que han participado en vídeos similares, como los senadores Chuck Schumer y Kirsten Gillibrand, el productor Russell Simmons, Barbara Bush y Robert F. Kennedy Jr.

Del mundo del cine también han participado en esta campaña Whoopi Goldberg, Daphne Rubin-Vega, Kyra Sedgwick, John Slattery, Kevin Bacon, Julianne Moore y Fran Drescher, así como el músico Moby, el modisto Kenneth Cole y hasta el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

El mes pasado el propio gobernador del estado, Andrew Cuomo, apostó por legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y aseguró que trabaja en una "ley de igualdad" para que el estado reconozca ese tipo de uniones y "permita a todas las parejas la libertad de casarse".

"Las parejas del mismo sexo merecen recibir el derecho de unirse en matrimonio civil. Es simplemente injusto negarles la libertad a tomar esa decisión", dijo Cuomo después de reunirse con activistas.

El 56 por ciento de los habitantes de Nueva York está a favor de que se legalice el matrimonio homosexual, lo que supone el mayor respaldo jamás alcanzado en este estado, según una encuesta de la Universidad de Quinnipac.

El Senado de Nueva York rechazó en diciembre de 2009 la aprobación del proyecto de Ley por el que se pretendía legalizar el matrimonio entre homosexuales en este estado y que ya contaba con la aprobación de la Asamblea estatal.

Más noticias de Política y Sociedad