Público
Público

Las aerolíneas cobrarán los servicios tradicionales

Iberia sumará al precio del billete la facturación de maletas

GLÒRIA AYUSO / AGENCIAS

Pagar por comer, escoger asiento y hasta por facturar maletas. Este es el modelo de funcionamiento de las compañías low cost, que ahora están adoptando también las compañías tradicionales.

Las dificultades por las que pasa el sector aéreo están apresurando los cambios. Iberia confirmó ayer que tiene previsto cobrar por las maletas que facturen los clientes que elijan volar con las tarifas más baratas. El recargo tardará más de un mes en hacerse efectivo, a la espera de que la dirección decida qué precios establecerá. Por contra, asegura que mantendrá todos los servicios habituales en las tarifas completas.

Las asociaciones de consumidores critican duramente a Iberia

"Hay quien quiere viajar barato. Si no nos adaptamos, estos viajeros elegirán a otras compañías", explicó una portavoz de Iberia. La aerolínea asegura que se trata de "una tendencia del mercado" que ya se ha generalizado en Estados Unidos.

La confirmación de los planes de Iberia desencadenó ayer un alud de críticas procedentes de las organizaciones españolas de consumidores, y más cuando según un estudio de la Asociacion Europea de Aerolíneas, Iberia fue la compañía europea con más maletas perdidas en la última temporada de invierno, con 19,2 extravíos por cada 1.000 bultos. La Organización de Consumidores y Usuarios aseguró que la intención de Iberia de cobrar por las maletas es "una subida de precios con subterfugios". La Confederación de Consumidores y Usuarios señaló que la legislación actual "permite al viajero facturar una maleta como equipaje dentro del mismo precio del billete". Por este motivo, FACUA-Consumidores en Acción advirtió que denunciará a Iberia si cobra por el equipaje.

Spanair y Air Europa explicaron ayer que no tienen intención de hacer pagar por las maletas ni otros servicios que ya ofrecen. "Nos sorprende que Iberia lo haga. Este es el modelo low cost, se rompe el hecho diferencial de las compañías tradicionales", señaló un portavoz de Spanair. Tampoco British Airways (que suprimió la comida a bordo en agosto), Lufthansa ni Air France/KLM se plantean cobrar por el equipaje.

Spanair y Air Europa niegan que vayan a cobrar por el equipaje

Iberia fue la primera compañía española tradicional en eliminar hace cuatro años el menú en los vuelos de corto recorrido, tras el aumento de la competencia que supuso la irrupción en España de las compañías de bajo coste. El resto no tardaron en seguir sus pasos. Air Europa asume ahora que, al igual que la comida, "si se generaliza la práctica de cobrar por maleta, habrá que acabar haciéndolo".

Las aerolíneas convencionales, que tradicionalmente vendían los boletos a través de agencias, emularon a continuación el modelo low cost de venta por Internet. Ahora se apuntan al sistema tarifario que permite ofrecer un billete básico que compita en precio con los de las compañías de bajo coste.

"Iberia no busca reducir costes, sino que intenta competir en este mercado en igualdad de condiciones, ofreciendo un precio inicial menor" al que después sumará ingresos debido a los servicios adicionales, explica Alejandro Lago, profesor del IESE. Se trata, por ejemplo, de aquellos clientes que compran los billetes por Internet y que, a través de un buscador, acaban decantándose por los precios más bajos que aparecen en pantalla. Acostumbran a ser de compañías de bajo coste que no incluyen en el servicio la facturación de maletas ni comida, cuyo precio se suma posteriormente.

"Es un momento difícil para las compañías. Cobrando por los servicios intentan que algunas cargas pasen a convertirse en beneficios", opina Josep Francesc Vaslls, profesor de Esade. Valls asegura que el precio de los billetes no bajará porque las compañías ya han visto muy disminuido su margen de beneficios.