Público
Público

Agatha Christie inspira a la primera asesina en serie iraní

La mujer está acusada de al menos seis asesinatos. Seguía los patrones descritos en las novelas de la autora británica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un mujer iraní se ha convertido en la primera asesina en serie del país. Pero lo curioso no es ser la primera, sino su modus operandi, ya que utilizaba las técnicas descritas en los libros de Agatha Christie para acabar con sus víctimas.

Las fuentes policiales iraníes por el momento sólo han desvelado su nombre, Mahin, y su edad, 32 años. 'Mahin ha confesado que ha utilizado los patrones de conducta que aparecen el los libros de Agatha Christie y que lo que intentaba  era no dejar pistas', ha relatado a The Guardian Mohammad Baqer Olfat, fiscal de la ciudad de Qazvin, donde se han producido los hechos.

La mujer está acusada de seis asesinatos, de los cuales cinco eran mujeres, y ha confesado haber matado también a su tía y su casero. La razón de tanta violencia: el dinero. Mahin tenía una deuda de más de 16.000 libras. 

La forma en que elegía a sus víctimas era muy sutil. Escogía a mujeres de mediana edad y hombres mayores a los cuales ofrecía llevarles a casa cuando salían de los lugares de oración. Después les ofrecía un zumo que había mezclado con pastillas anestesiantes, los ahogaba y les robaba las joyas y posesiones que llevasen encima. Por último, tiraba los cuerpos en lugares apartados.

De momento no han sido revelados los libros de Christie en los que Mahin se basaba para atacar a sus víctimas, pero la utilización de veneno para matar es un elemento muy común en las novelas de la famosa escritora británica. 

Según recoge The Guardian, el jefe de policía de Qazvin, Ali Akbar Hedayati, sospecha que la detenida sufría trastornos mentales debido a la ausencia de su madre cuando era niña. La polícía ha llegado a esa conclusión después de que Mahin declarara que elegía a sus víctimas diciéndoles que les recordaba a su madre.

Si toda la historia de por sí ya resulta curiosa, más aun lo es la forma en que las autoridades locales capturaron a la asesina en serie. No fue a través de una investigación de los crímenes, sino por una infracción de tráfico que hizo que los agentes se percatasen de que era el mismo automóvil que el involucrado en los asesinatos.

Más noticias en Política y Sociedad