Público
Público

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón pide a TEPCO que revise mediciones

EFE

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón pidió a TEPCO que revise su sistema de mediciones tras el error cometido este domingo, cuando informó de un nivel de radiactividad en la planta de Fukushima de 10 millones superior al normal que en realidad era de 100.000, informó hoy la cadena NHK.

Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la planta Fukushima Daiichi, dijo ayer que detectó una concentración de radiactividad 10 millones superior de lo normal en el agua que anega parte de los subterráneos del edificio de turbinas del reactor 2.

Varias horas después, TEPCO precisó que en realidad era de 100.000 veces superior a lo normal y pidió perdón por su error.

Según la cadena japonesa de televisión NHK, los operarios de TEPCO tratarán hoy de drenar agua contaminada del reactor 1 mientras se teme que se retrasarán los esfuerzos para refrigerar las unidades 2 y 3 debido al alto nivel de radiactividad detectado.

Ayer fue identificada una radiación de 1.000 milisievert a la hora en el reactor 2, lo que hace temer daños en el núcleo del reactor o en las tuberías que llevan agua radiactiva entre las turbinas y el núcleo.

Los análisis de la Agencia de Seguridad Nuclear y TEPCO indicaron que aguas con altos niveles de radiación se encuentran en los edificios de turbinas de las unidades 1, 2 y 3.

TEPCO ha pedido también a centros de investigación independientes que investiguen si las sustancias radiactivas que salen de Fukushima contienen plutonio, algo que de momento no ha podido detectar con sus propios métodos.

El reactor 3 de la planta utiliza un combustible, MOX, que mezcla uranio y plutonio, altamente tóxico.

La planta Fukushima Daiichi se vio seriamente dañada por el terremoto de 9 grados del día 11 en el noreste de Japón y el tsunami que generó el temblor, con olas de hasta 14 metros que anegaron la central.

Desde entonces operarios de TEPCO, militares y bomberos luchan día y noche por refrigerar sus seis reactores, sin que hasta ahora hayan podido controlar la situación en la planta nuclear.

Más noticias de Política y Sociedad