Público
Público

Las agencias de calificación y la UE presionan a Grecia

Reuters

La Unión Europea y las agencias calificadoras de crédito aumentaron el martes la presión sobre el Gobierno de Grecia para que aplique rápidamente recortes al presupuesto.

Sin embargo, las agencias se mostraron un cauto optimismo sobre de los planes del Gobierno griego para arreglar las finanzas públicas.

Standard & Poor's y Moody's dijeron que es crucial que Grecia empiece a recortar inmediatamente el déficit de su presupuesto, que tocó el 12,7 por ciento del producto interior bruto en 2009 y provocó una de las mayores crisis de la zona euro desde que se lanzó la moneda única.

Moody's dijo que el plan de Grecia se centra en las principales amenazas a su solvencia, aunque el panorama sobre la calificación de crédito del país sigue siendo negativo debido a la incertidumbre por la capacidad del Gobierno de aplicar recortes en el gasto.

En Bruselas, en un encuentro de ministros de Finanzas de la UE, los funcionarios aumentaron además la presión sobre Grecia para que actúe rápidamente.

"La situación con las estadísticas griegas ha sido básicamente fraudulenta", dijo el ministro de Finanzas sueco Anders Borg.

"Debemos evaluar si las medidas son reales. Necesitamos estadísticas en las que podamos confiar y medidas reales sobre cómo consolidar el presupuesto", dijo Jyrki Katainen, ministro de Finanzas finlandés.

El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, dijo que el plan de reducción de déficit de su Gobierno, presentado la semana pasada, había tenido una positiva respuesta inicial de los otros ministros.

"Hay un claro compromiso por parte del nuevo Gobierno de enfrentar una situación fiscal insostenible", dijo durante una rueda de prensa en Bruselas. "Nuestro programa es serio, dedicado, ambicioso y completamente realista", agregó.

Los planes del Gobierno apuntan a reducir el déficit del presupuesto a un 2,8 por ciento del PIB en 2012 mediante recortes en el gasto de bienestar, reformas tributarias y ahorros en los sueldos del sector público. Eso choca con el 12,7 por ciento de 2009 indicado por el nuevo Gobierno socialista, el doble de lo que había declarado el Gobierno anterior.

El creciente nivel de deuda de Grecia, estimado en más de un 120 por ciento del PIB, ha provocado especulación en el mercado de que el país podría ser incapaz de cumplir con sus obligaciones.

PLANES DE HUELGA

Grecia lucha con su primera recesión en 16 años y el nuevo Gobierno socialista se enfrenta a crecientes protestas contra la austeridad. El principal sindicato del sector privado del país dijo el martes que irá a la huelga a finales de febrero.

Los empleados civiles están planeando una huelga para el 10 de febrero.

Se calcula que el PIB se habría contraído un 1,2 por ciento el año pasado y que el paro habría subido a un 9,8 por ciento en octubre.

Marko Mrsnik, director asociado de Standard & Poor's, dijo en una entrevista con Reuters que la calificación de crédito de Grecia podría reafirmarse en los próximos tres meses si el plan del recorte del déficit tiene éxito, aunque advirtió de riesgos que podrían presionar al Gobierno a mitigar el plan.

"Son probables presiones sociales y políticas", dijo Mrsnik. "Si aumentan e impiden que el Gobierno avance y disminuyen los esfuerzos presupuestarios, conduciendo a un fracaso en cumplir la estrategia de consolidación, la calificación podría ser recortada", advirtió.

Más noticias de Política y Sociedad