Público
Público

Las agencias humanitarias pelean para que la ayuda llegue a los necesitados en Birmania

EFE

Las agencias de ayuda humanitaria mantienen hoy la pelea por entregar directamente la ayuda a los damnificados por el ciclón "Nargis" en Birmania (Myanmar), donde la Junta Militar admite paulatinamente el incremento deñ número de víctimas mortales.

Sobre el terreno aparecen dos versiones sobre la situación, la oficial, en la que toda está bien y bajo control, y la que descubren cooperantes y personas que pasaron o residen en las zonas afectadas, donde destaca la destrucción y las malas condiciones de los supervivientes

Un doctor birmano aseguró a la revista disidente The Irrawaddy, que se edita en Tailandia, que cada día mueren al menos siete personas en los centros de acogida habilitados en la población de Laputta, en el delta del río Irrawaddy, que con Rangún son las dos regiones más afectadas por "Nargis".

El médico calculó que habrá unos 100.000 supervivientes en esa localidad y afirmó que las autoridades han confiscado medicamentos y equipos sanitarios proporcionados por la organización no gubernamental (ONG) Merlin.

Este no fue el panorama que presentó el primer ministro birmano, el general Thein Sein, a su homólogo tailandés, Samak Sundaravej, el miércoles en Rangún y en el campamento de Dagono Miyothit, que visitaron juntos, donde las tiendas de campaña se levantaban ordenadas a ambos lados del camino, y no había birmano alguno a la vista hambriento, enfermo o en mal estado.

Thein Sein insistió en que su país sólo necesita ayuda financiera y material para los damnificados, nada de especialistas extranjeros, y le mostró al visitante cómo distribuyen los cargamentos que reciben en cuanto llegan.

Las autoridades birmanas afirman que han transportado a las zonas afectadas, particularmente el delta del río Irrawaddy, 327,18 toneladas de artículos de primera necesidad y otros bienes que necesitan las víctimas.

No obstante, la ONU ha elevado de casi 2 a 2,5 millones las personas en estado precario en el sur de Birmania a causa del "Nargis", mientras que la Federación de la Cruz Roja Internacional prevé que la cifra de víctimas mortales rondará entre los 69.000 y los 128.000.

La televisión estatal birmana informó hoy de 38.491 muertos, 1.403 heridos y 27.838 personas desaparecidas, la misma cantidad que actualizó el Gobierno anoche.

El régimen militar birmano ha establecido centros de atención en casi todas las zonas arrasadas, pero no ofrece un dato estimativo de los afectados que atiende.

Australia, Bangladesh, Camboya, China, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Grecia, India, Indonesia, Italia, Pakistán, Rusia, Singapur y Tailandia son, entre otros, países que han entregado ayuda en Birmania.

La ONU calcula que tuvo entre 25 y 30 vuelos en las dos últimas semanas, y Estados Unidos envió ocho aviones militares Hércules C-130 desde comienzos de semana: uno el lunes, dos el martes y cinco el miércoles, pero se limitan a descargar y poner la carga en camiones miliares.

Tan sólo ayer, en el aeropuerto de Rangún aterrizaron un avión fletado por UNICEF, los cinco de Estados Unidos citados, uno de Médicos si Fronteras, dos del Tailandia, uno del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y un último de Suiza, con 144 tiendas, 144 lonas impermeables y 720 mantas, según detalló hoy el diario estatal "La Nueva Luz de Myanmar".

Otra cuestión son los cooperantes extranjeros, que no consiguen los visados de entrada que solicitan a las embajadas birmanas en sus países.

La ONG World Visión, que tiene firmado un memorando de entendimiento con el Gobierno birmano y que cuenta con una plantilla de 585 personas en ese país, sólo cinco de ellas foráneas, pidió desde que se supo la catástrofe causada por el ciclón 21 visados y sólo le han concedido dos hasta la fecha.

La Junta Militar es más comprensiva con los gobiernos "amigos" y que no tienen sanciones contra ella por su falta de respeto de los derechos humanos, como Tailandia, India, China y Bangladesh, naciones a las que ha pedido la colaboración de 160 especialistas.

Más noticias de Política y Sociedad