Público
Público

Los agentes económicos piden al futuro Gobierno más reformas y rebajas fiscales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Diversos agentes económicos reclamaron hoy al futuro Gobierno más reformas estructurales y medidas que permitan afrontar la actual desaceleración, como rebajas en el Impuesto sobre Sociedades, políticas activas de empleo o mayores inversiones en infraestructuras.

Los dos principales sindicatos españoles -UGT y CCOO-, así como la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) valoraron la alta participación en las elecciones generales y reclamaron al futuro Gobierno que mantenga el diálogo social en la próxima legislatura.

Desde los sectores empresariales, el de la construcción reclamó al nuevo Gobierno medidas que garanticen su actividad y el mantenimiento del empleo, y el tecnológico pidió que siga apostando por la inversión en innovación y por el desarrollo de la sociedad de la información.

Mientras, la bolsa de Madrid cerró en esta jornada postelectoral con escasas pérdidas, del 0,29 por ciento, en una sesión en la que las empresas eléctricas han encabezado las subidas del IBEX-35, ya que según los analistas consultados por Efe eran de las más expectantes al resultado en las urnas.

En el análisis macroeconómico, el director del servicio de estudios del Instituto de Estudios Económicos, Gregorio Izquierdo, consideró que entre las primeras medidas a acometer está la rebaja del impuesto sobre sociedades, un plan de inversión pública y un programa de liberalizaciones.

Por su parte, el director de Coyuntura Económica de Funcas, Ángel Laborda, consideró que el nuevo Ejecutivo socialista debe impulsar reformas estructurales, "bastante olvidadas" en las dos legislaturas anteriores.

Laborda aludió a la necesidad de reformas en el mercado laboral, que sigue siendo de los más "rígidos y fragmentados" de Europa, así como que, "de una vez", se haga un "esquema regulador" del sector energético, en el que "apenas hay competencia".

Precisamente, han sido las empresas eléctricas las que mejor han reaccionado hoy en bolsa. Gas Natural, Iberdrola, Enagás, Unión Fenosa y Red Eléctrica de España (REE) encabezaron las ganancias a media sesión, y todas, menos Iberdrola Renovables, finalizaron la jornada con subidas en el parqué.

Según los analistas consultados, el mercado esperaba conocer los resultados de las elecciones para valorar "posibles" movimientos corporativos, y en el caso de Gas Natural, los expertos inciden en que la "posición clave" de CiU tras los comicios podría favorecer a la compañía catalana en el futuro.

En cuanto al sector más afectado por la desaceleración, el de la construcción, el gerente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), Julio Gil, reclamó al nuevo Gobierno medidas "contracíclicas" que impulsen el sector inmobiliario y constructor a niveles de actividad mínimos que garanticen el empleo.

Desde la Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Obra Pública (Aerco), pidieron que el nuevo Gobierno mantenga el Plan Estatal de Infraestructuras Terrestres (PEIT) e incremente el volumen de inversión para acortar sus plazos.

De esta forma, el sector de la obra pública "contribuirá en mayor medidas al sostenimiento del PIB, en el actual momento de desaceleración económica", aseguraron fuentes de la patronal a Efe.

Por su parte, el director general de la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec), José Pérez, pidió al nuevo Ejecutivo que siga apostando por la inversión en innovación y por el desarrollo de la Sociedad de la Información como pilares para asegurar el crecimiento.

En el día después de los comicios, la CEOE ofreció su colaboración al nuevo Gobierno, especialmente para que se mantenga el diálogo social, "que tan buenos resultados ha aportado para el progreso de España".

UGT consideró que el próximo Ejecutivo socialista apostará por el "ensanchamiento" del estado de bienestar mediante dicho diálogo, y por políticas de integración social y territorial.

Menos entusiasta, CCOO advirtió de que la acusada "bipolarización" política salida de las urnas obliga a los partidos a trabajar por el consenso para "enfrentar la desaceleración económica".