Público
Público

"Ahora nosotros somos la tribu"

Nuria Roca conduce desde el domingo 'Perdidos en la ciudad'

REBECA FERNÁNDEZ

Cuatro llevó a un grupo de familias a convivir con tribus desconocidas para ellas en Perdidos en la tribu. Ahora, le da la vuelta al formato con el docureality Perdidos en la ciudad, que a partir del próximo domingo (22.30) volverá a unir a la familia Carrión-Roldán con los himba, que viven en una remota zona desértica en el norte de Namibia, y a los Recuero-Oliva con los mentawai, quienes habitan en la profundidad de la jungla indonesia de la isla de Siberut.

A lo largo de ocho entregas, Perdidos en la ciudad mostrará cómo los miembros de las tribus pasan un mes en España, adoptando la forma de vida de las familias anfitrionas, desde su forma de vestir hasta sus costumbres diarias. Además, podrán reforzar los lazos que un día les unieron con los participantes españoles. "La principal novedad es que ahora somos nosotros los que nos convertimos en la tribu, no ellos, con lo cual va a ser muy curioso analizarnos desde su punto de vista", explica Nuria Roca, la presentadora de este espacio.

Los himba y los mentawai pasan un mes con dos familias españolas

Entre las sorpresas que este viaje al mundo occidental ha deparado a los himba y a los mentawai está el ajetreo y el ruido de la gran ciudad, la contaminación y las celebraciones familiares. "Los himba van a ver el mar por primera vez. Son un montón de cosas que no tienen nada que ver con su cultura, como los avances tecnológicos que tenemos aquí", relata Roca.

Para ella, lo más sorprendente de este encuentro es que, a pesar de vivir separadas, las tribus de Namibia e Indonesia coincidieron en el análisis que hicieron de la sociedad española. "Tener a gente viviendo en la calle es algo en lo que nosotros no reparamos habitualmente y no hacemos todo lo necesario para solucionarlo. Ellos no lo entendían y se preguntaban cómo es posible que con todos nuestros avances y las ventajas que tenemos en este tipo de sociedad no ayudemos a esa gente. Comentaban que cuando tienen a una persona que necesita ayuda en su poblado, la acogen en su casa", apunta Roca, que destaca que las tribus tienen una visión del mundo "más virgen y menos contaminada".

Cuando las familias es-pañolas realizaron el viaje inverso consideraron que esta vivencia había sido "la experiencia más importante que habían tenido". Ahora, Roca augura que algo similar les ha ocurrido a las tribus, ya que ha sido una oportunidad para salir de su lugar de origen, ver mundo y poder comparar la experiencia con la opción de vida que han elegido. "A los himba y los mentawai este programa les ha servido para ver cosas sorprendentes y quizás para apreciar lo que ellos tienen", señala.

Las tribus tienen una visión del mundo "menos contaminada"

El acercamiento de los miembros de las tribus a la realidad occidental no sólo ha sido un descubrimiento para ellos, sino que, a juicio de Roca, también permitirá a la audiencia darse cuenta de algunos aspectos de la vida cotidiana. "Durante un mes conviven con los españoles haciendo todo lo que ellos hacen: ir al cine, trabajar, visitar el parque de atracciones o ir a un restaurante. Eso nos permite darnos cuenta a nosotros de la vorágine en la que vivimos. Vamos a un ritmo tan vertiginoso que no nos paramos a reflexionar y ellos viven tantas cosas diferentes que están estresados".

Analizando el resultado de esta experiencia, Roca considera que la conclusión más destacable es que independientemente del lugar de procedencia y de las diferencias culturales "todos somos seres humanos; tenemos emociones y sentimientos y acabamos siendo exactamente iguales".

Más noticias de Política y Sociedad