Público
Público

Aído trabaja en aumentar la protección de los menores que viven con violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Igualdad está trabajando en aumentar la protección de los menores expuestos a la violencia machista, ha dicho hoy la ministra Bibiana Aído, para quien los niños no son sólo testigos de esas situaciones sino "víctimas" de las mismas.

En una entrevista en RNE recogida por Efe con motivo del Día Mundial para la Eliminación de la Violencia sobre la Mujer, Aído ha indicado que su departamento tendrá en cuenta todas las recomendaciones aprobadas hace unos días por el Congreso para mejorar la ley integral contra la violencia de género, aunque "a priori" ninguna de ellas supondrá su modificación.

Entre estas propuestas figura la extensión de la orden de protección de la madre a los hijos menores y la retirada de la patria potestad del padre cuando haya una sentencia firme por un delito de maltrato.

Sobre la recomendación de que el consumo de alcohol o drogas no sea atenuante, pero tampoco agravante en los delitos de maltrato, la ministra ha explicado que ello implica cambiar el Código Penal, por lo tanto los grupos parlamentarios pueden introducir esa sugerencia a través de enmiendas en la tramitación de reforma del Código Penal.

En cuanto a los menores, ha recalcado que no son meros testigos de las situaciones de violencia en su entorno sino también víctimas, de ahí el interés por incrementar su protección.

Durante la celebración de la Conferencia Sectorial de la Mujer del pasado 21 de enero, Igualdad ofreció a las comunidades autónomas cinco millones de euros para sufragar programas de atención a víctimas de violencia machista, con atención prioritaria a menores e inmigrantes, ha recordado Aído, cuyo departamento está preparando también la firma de un convenio con la ONG Save The Children.

Por otro lado, la ministra ha confiado en que la ley del aborto, que mañana se debate en el Pleno del Congreso, concite el mayor consenso posible, incluido el aspecto referido a que las chicas de 16 años no tengan que consultar a sus padres en el caso de decidir la interrupción de su embarazo.

Pese a que esta última cuestión es la que "ha despertado el interés mediático, no es la ley de los 16 ni del aborto" sino una ley de salud sexual que lo que pretende precisamente es evitar el aborto, ha añadido.

Además, la nueva norma será "más equilibrada", ya que actualmente el 97 por ciento de las mujeres se acogen al supuesto de riesgo para la salud psicológica, sin que existan plazos, "y ahora ponemos límites donde ahora no los hay", ha concluido la ministra.

Más noticias en Política y Sociedad