Público
Público

Aído justifica el uso de ‘miembra’

M. A. M.

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua recoge nueve acepciones diferentes para la palabra miembro, todas escritas en masculino salvo una, que es neutra y significa: 'Individuo que forma parte de un conjunto, comunidad o cuerpo moral'.

La titular de Igualdad acuñó en el Congreso la expresión miembra, un femenino imposible del que no pudo o no supo desembarazarse ayer. 'Miembros y miembras', dijo el lunes Bibiana Aído. 'Fue un lapsus', se disculpó ayer, 'y además fue una cosa graciosa'. ¿De dónde lo sacó? 'Vengo de Centroa-mérica y allí se utiliza mucho', explicó en declaraciones a RTVE. El castellano, sin embargo, es tozudo; no admite la aplicación inventada por la ministra, y la nueva palabra amenaza con perseguirla.

Aído no lo evitó ayer, al invitar a la Real Academia a pensárselo en futuras actualizaciones de su diccionario: '¿Por qué no? Podríamos plantearnos el registro también', remató para alimentar una polémica que no pasó desapercibida para el PP, dispuesto a hacer de la palabra miembra una caricatura política de la responsable de Igualdad.

Cargarse la lengua

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, se despachó con ironía: 'Por muchos ministerios que se creen o muchas consejerías, eso no justifica cargarse la lengua castellana', señaló en Málaga. La dirigente del PP y presidenta de la Confederación de Mujeres en Igualdad, Mercedes de la Merced, considera que Aído 'debería haber reconocido que se equivocó' para evitar la polémica y señaló que 'estas cosas son una forma ridícula de pervertir el lenguaje'.

Más noticias