Público
Público

Al menos 13 muertos en atentados en Irak, varios cometidos con coches bomba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos trece personas murieron hoy y cuarenta resultaron heridas en varios atentados -cuatro de ellos con coches bomba- perpetrados en distintas zonas de Irak, informó a Efe una fuente policial iraquí.

La fuente explicó que tres civiles fallecieron al estallar un artefacto explosivo frente a una tienda en el barrio Al Katum, en el oeste de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala.

La explosión causó heridas a tres personas y grandes destrozos materiales en tiendas vecinas y en vehículos aparcados en la zona.

En otro atentado, al menos dos personas perdieron la vida y otras quince sufrieron heridas por el estallido consecutivo de dos coches bomba aparcados en el área de Shati al Tayi, al norte de Bagdad.

La detonación de otro vehículo cargado con explosivos en el distrito de Al Washash, en el oeste de la capital, causó la muerte de un civil y heridas a otros ocho.

Mientras, un coche bomba conducido por un suicida estalló en un puesto de control en uno de los accesos del edificio de la Gobernación de Al Ambar, en un atentado en el que murieron dos policías y siete resultaron heridos.

Otro policía pereció y tres sufrieron heridas al acercarse a investigar a un coche sospechoso, que estalló en Faluya, 50 kilómetros al norte de Bagdad.

También en Faluya, un agente murió y tres miembros de una misma familia resultaron heridos grave al abrir fuego contra ellos un grupo armado a la vivienda del policía en el barrio de Yubeir, en el sur de la ciudad.

En la zona Al Hesua, al este de Faluya, la explosión de una bomba al paso de una patrulla causó la muerte a un policía y heridas a otro, así como destrozos en el vehículo.

Además, dos combatientes de un Consejo de Salvación -milicia tribal suní progubernamental- perecieron en un ataque armado contra un puesto de control cerca de la facultad de Educación en la ciudad de Samarra, a 120 kilómetros al norte de Bagdad.

Irak vive actualmente un repunte de la violencia con frecuentes atentados dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad, que se han intensificado desde la retirada en diciembre pasado de las tropas estadounidenses y la emisión de una orden de arresto contra el vicepresidente suní, Tareq al Hashemi.

El país está también sumido en una crisis política que llevó ayer al primer ministro Nuri al Maliki a convocar elecciones legislativas anticipadas, sin fijar una fecha, para acabar con las divisiones entre los distintos grupos.