Público
Público

Al menos 49 muertos al estrellarse un avión en el estado de Nueva York

El aparato cayó en un suburbio de la ciudad de Búfalo hacia las 10.20 pm hora local y dejó la vivienda contra la que se estrelló en llamas

EFE

Un avión de la aerolínea estadounidense Continental se ha estrellado contra un inmueble de las afueras de la localidad de Clarence Center, en el estado de Nueva York, causando la muerte a 49 personas: 44 pasajeros, cuatro miembros de la tripulación y una persona que se encontraba en el interior de la vivienda, según fuentes oficiales.

El avión, un bimotor Dash operado por Colgan Airways para la aerolínea Continental recorría el trayecto entre el aeropuerto de Newark (Nueva Jersey) y la ciudad de Búfalo (Nueva York). Por el momento, se desconocen las causas del accidente.

"Un equipo de emergencia y autoridades de aviación están evaluando la situación y recogiendo toda la información posible" para determinar por qué se produjo el sinietro en la zona residencial situada a 16,5 kilómetros del aeropuerto de Nueva York.

El accidente ocurrió hacia las 03.20 GMT (22.20 local) y según varios testigos citados por los medios estadounidenses, vieron que el avión, con capacidad para 74 personas, volaba bajo y que su ala izquierda iba algo desnivelada.

La página www.liveatc.net difundió una supuesta conversación radiofónica entre una de las pilotos del vuelo accidentado y la torre de control de Búfalo, en la que no se aprecia preocupación y la piloto recibe instrucciones para que vuele a una altura de 2.300 pies (700 metros).

Un minuto después de esa comunicación el controlador de Búfalo intenta hablar de nuevo con la tripulante, pero ya no hay respuesta, por lo que vuelve a intentarlo.

Al no conseguirlo, el controlador -según esa conversación radiofónica difundida por la página- le pide al piloto de un avión de la compañía Delta que volaba cerca que "mire a unas 5 millas a su derecha por un Dash 8 que vuela a 2.300 pies. ¿Ve algo por allí?". A esa pregunta, la respuesta del piloto de Delta es: "Negativo".

Continental, con base en Houston (Texas), emitió un comunicado en el que subraya su "profunda tristeza" por el accidente del vuelo 3407 operado por Colgan Air.

El presidente y consejero delegado de Continental, Larry Kellner, subrayó que la aerolínea ya está proporcionando "total asistencia a Colgan Air. Juntos intentaremos dar todo el apoyo posible a las personas afectadas".

Asimismo indicó que personal especializado de la compañía aérea viaja ya a Búfalo para trabajar con Colgan y ayudar a determinar las causas del accidente.

Las autoridades del Estado de Nueva York informaron de que dos personas han sido hospitalizadas, aparentemente vecinos del inmueble de Clarence contra el que se estrelló el avión, pero no precisaron el estado en el que se encuentran.

Los servicios de emergencia y de bomberos desalojaron a los residentes de 12 viviendas próximas al incendio, con llamas de varios metros de altura.

Este es el primer accidente aéreo de vuelos comerciales con víctimas mortales que se produce en Estados Unidos desde el 27 de agosto de 2006, cuando un avión de Comair, con 49 personas a bordo, se estrelló y murieron todos sus ocupantes al despegar del aeropuerto de Lexington (Kentucky).

El pasado 15 de enero el piloto de un Airbus-320 de la aerolínea US Airways, con 155 ocupantes, se vio obligado a realizar un amerizaje de emergencia en aguas del río Hudson.

Su pericia evitó lo que pudo haber sido una catástrofe, pues el piloto, Chesly "Sully" Sullemberger logró que todos los ocupantes del vuelo que enlazaba el aeropuerto neoyorquino de LaGuardia con Charlotte (Carolina del Norte), resultaron ilesos, y solo algunos tuvieron que ser tratados de hipotermia por las bajas temperaturas de las aguas del río.

Más noticias de Política y Sociedad