Público
Público

El alcalde dice que el caso es un "bluff" y lo achaca al Gobierno de Cantabria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Castro Urdiales, Fernando Muguruza, ha defendido hoy que la investigación judicial que se sigue contra él por un presunto delito de prevaricación "es un bluff", un asunto "absolutamente menor", y la ha atribuido a su opinión de que resulta "un estorbo" para el Gobierno de Cantabria.

"Esto es un bluff, un intento de escarnio de Fernando Muruguza, porque soy una persona que da la cara", ha declarado el alcalde castreño, tras hacerse pública la querella que ha formulado contra él y contra su anterior equipo de gobierno la Fiscalía de Cantabria por un delito de prevaricación en la contratación de obra pública.

Muguruza, que fue expulsado del PRC en 2007 por postularse como alcalde a pesar de que su partido había decidido apoyar a la candidata de la lista más votada, el PSOE, sostiene que tras este procedimiento "lo único que hay" es que resulta "un estorbo para el Gobierno de Cantabria", formado por socialistas y regionalistas.

Asegura además que es falso que la Gerencia Municipal de Urbanismo negara en un primer momento documentos a la Guardia Civil, como ha hecho público el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, sino que los funcionarios pidieron a los agentes que precisaran qué expedientes querían, porque "pretendían arrasar" con todos, dice.