Público
Público

Los Alcántara celebran la décima temporada conociendo a sus dobles de cera

EFE

La familia Alcántara, de la mítica serie de televisión española "Cuéntame cómo pasó", acudió hoy al museo de cera para conocer a sus réplicas hechas en cera, con motivo de la celebración de la décima temporada de la serie.

En torno a una mesita de salón, se encuentran las figuras sedentes de los padres y el hijo menor, Antonio, Merce y Carlitos Alcántara -Imanol Arias, Ana Duato, y Ricardo Gómez, respectivamente- frente a dos copas de vino y un vaso de coca cola.

Las figuras, que fueron terminadas el sábado pasado por un equipo de escultores, peluqueros y maquilladores profesionales, están caracterizadas del mismo modo que lo estaban los personajes durante la primera temporada. Así, Antonio luce una cabellera sin canas, Merce un peinado años 60, y Carlitos está mucho más joven.

El proceso de confección empezó en mayo, según explicó a Efe el portavoz del museo de cera Gonzalo Presa, cuando los actores acudieron para que les tomaran las medidas, y posteriormente volvieron en agosto para ver sus moldes de barro, a los que finalmente se les hicieron los injertos de cabello natural.

Las tres esculturas, que representan por primera vez en la historia del museo de cera a los personajes de una serie de televisión, serán trasladadas mañana desde la sala de presentaciones a la sala del Espectáculo, donde se esconden otros artistas como Ricky Martin, Montserrat Caballé o David Bisbal.

Tras posar junto a sus clones, con la sintonía de la serie de fondo, los actores firmaron en el libro de honor del museo y, entre bromas, Imanol y Ricardo quisieron hacer algunas fotografías.

"Ha sido una experiencia única, uniquísima", subrayó Arias, "tenemos la costumbre de vernos en dos dimensiones, pero las tres dimensiones nos dan la idea de qué espacio ocupamos y cómo nos ven los demás".

El cabeza de familia reveló que en el próximo capítulo de la serie, que se emitirá pasado mañana, bautizarán a la nueva niña de los Alcántara, y que será, sin duda, un bautizo "fuera de norma".

Por su parte, Duato afirmó que es para ella un orgullo, porque no sólo están representados los Alcántara, "sino también todas las familias españolas", y que después de diez temporadas y siete años de rodaje, todos los actores forman una gran familia tanto dentro como fuera de la pantalla.

Más noticias de Política y Sociedad