Público
Público

Alegría y reclamos a las FARC para que dejen en libertad a los otros rehenes

EFE

Presidentes, ministros y partidos políticos de varios países, organismos internacionales, ex rehenes y el pueblo colombiano en las calles se felicitaron hoy por el rescate de quince secuestrados por las FARC, entre ellos Ingrid Betancourt.

Una operación militar, calificada de "impecable" por las autoridades colombianas, devolvió a la libertad y sanos y salvos a estas quince personas, entre ellas tres estadounidenses, que llevaban en todos los casos un mínimo de seis años de cautiverio.

Las primeras reacciones en todo el mundo han sido no sólo de alegría, sino de reclamación a las FARC para que liberen a los otros rehenes o de llamamiento a un diálogo entre la guerrilla y el Gobierno colombiano.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, que conversó hoy largamente por teléfono con su colega de Colombia, Álvaro Uribe, y se reunió con los hijos de Betancourt, Mélanie y Lorenzo, y con su hermana Astrid, en el Elíseo, llamó a las FARC a cesar en "su absurdo combate".

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, envió sendos telegramas de felicitación a Uribe y a los familiares de la franco-colombiana Betancourt, que fue candidata a la Presidencia de su país en 2002 y era considerada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "la joya de la corona" de sus rehenes.

El gobernante de Estados Unidos, George W. Bush, felicitó también a Álvaro Uribe, "un líder fuerte", según le dijo, en una conversación telefónica de la que informó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe.

Por su parte, el presidente Uribe agradeció a Bush por el apoyo y la confianza que había manifestado al Gobierno de Colombia, agregó.

La mandataria argentina, Cristina Fernández, calificó como una "victoria de la vida y la libertad" el rescate de los secuestrados y tuvo palabras especiales para Betancourt, convertida en un símbolo de todos los rehenes.

El jefe de Estado de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy que la liberación de la colombiano-francesa es "importantísima para la búsqueda de la paz y acuerdos entre las FARC y el Gobierno de Colombia".

Morales atribuyó la vuelta a la libertad de las quince personas a un acuerdo entre las FARC y el Ejecutivo de Uribe, pese a que no está confirmado por ninguna de las partes e incluso el Gobierno ha dicho que fue posible gracias a una infiltración en la guerrilla.

El Gobierno chileno destacó el hecho como un paso hacia "un proceso significativo continuo, hasta lograr la paz permanente en un país hermano, tan cercano a Chile", afirmó a los periodistas el canciller Alejandro Foxley.

El ministro reiteró, además, la condena chilena al uso del secuestro con fines políticos y envió un mensaje de "solidaridad" a quienes aún permanecen secuestrados por el grupo insurgente.

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, se mostró "emocionado" y "aliviado" por el regreso a la libertad de los quince, que -a su juicio- se debió a un "rescate violento", y rompió una lanza en pro de un acuerdo de paz con las FARC que dé una "solución integral" al conflicto.

"Esa es la aspiración que tenemos los pueblos de la región y muy particularmente nosotros que tenemos una frontera profundamente afectada por el conflicto colombiano", subrayó.

El ex senador colombiano Luis Eladio Pérez Bonilla, que fue liberado en febrero pasado de un cautiverio de casi siete años en manos de la guerrilla de las FARC, celebró hoy el rescate por el Ejército de quince de sus ex compañeros de secuestro.

"Debo reconocer públicamente el esfuerzo del presidente Uribe y de las Fuerzas Militares", dijo Pérez a RCN Radio.

El ex senador, que tras su liberación criticó la política de "seguridad democrática" del presidente Uribe, admitió hoy que la insistencia del Gobierno en rescatar a los secuestrados en vez de negociar un canje con las FARC ha sido positiva.

Carlos Lozano, mediador entre el Gobierno colombiano y las FARC, calificó de "muy importante" la noticia e instó a la guerrilla a reflexionar sobre "todos los golpes que han recibido últimamente" y a abrirse "a la posibilidad de un intercambio humanitario o a una salida política".

La secretaria de Relaciones Internacionales del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Elena Valenciano, también expresó la satisfacción de su partido, pero además reclamó a la guerrilla que el resto de rehenes pueda "seguir pronto el mismo camino hacia la libertad".

El embajador de Colombia en España, Carlos Rodado Noriega, dijo hoy que la "Operación Jaque" es un "regocijo que Colombia comparte con todo el mundo" y un hecho que demuestra "el éxito de la política de seguridad" del Gobierno de su país.

En las calles de las principales ciudades colombianas, los transeúntes manifestaron su alegría con gritos y bocinazos.

Amnistía Internacional (AI) también celebró la liberación de los rehenes y reclamó a las FARC que deje en libertad a los otros secuestrados de manera "inmediata e incondicional".

En un comunicado difundido en Santiago de Chile, la organización humanitaria con sede en Londres recalcó que "las partes involucradas en un conflicto armado tienen expresamente prohibido la toma de rehenes".

AI pidió a las FARC y al ELN "que ordenen a sus integrantes que no asesinen y que traten en todo momento con humanidad a todas las personas que han capturado, incluidas las que se encuentran heridas y las que intentan rendirse, ya sean civiles o miembros de las fuerzas armadas o de los grupos paramilitares aliados con ellas".

Más noticias de Política y Sociedad