Público
Público

Alemania aceptaría los eurobonos si los países ceden soberanía fiscal a la UE

Lo cuenta 'The Wall Street Journal'. Todo son rumores antes de la cumbre de la UE a finales de junio. Según otras informaciones, el BCE, la Comisión y el Eurogrupo trabajan en una profunda remodelación de la eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuenta The Wall Street Journal que Alemania podría dar su brazo a torcer y aceptar finalmente la creación de los eurobonos y la unión bancaria, algo que España lleva reclamando desde hace tiempo. A cambio el Gobierno de Angela Merkel exigiría que los países de la Unión Europea acepten ceder más soberanía fiscal y presupuestaria a Bruselas. 

El rotativo estadounidense cita a un alto cargo del Gobierno alemán como fuente de infromación. Según esa fuentes, lo que quiere Alemania es un quid pro quo: 'Cuantos más estados se impliquen y estén preparados para ceder derechos soberanos para una mayor implicación de las instituciones europeas, más preparados estaremos para jugar un papel activo en la implantación de asuntos como la unión bancaria. No puede haber una cosa sin la otra'. 

Si la propuesta se materializara, habría que reformar los tratados europeos. De la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebrará a finales de junio no saldrá una decisión en firme pero sí podría darse allí  'un gran paso para Europa' en la definición de una estructura, un método y de las cuestiones centrales a debatir sobre los eurobonos. 

Otra señal en sentido, han sido las declaraciones de Angela Merkel de este fin de semana en el sentido de que es 'posible que considere cómo va a evolucionar (la UE) en los próximos cinco o diez años', en alusión a las medidas como los eurobonos y la unión bancaria

Estas declaraciones se producen en un momento en el que la UE se encuentra inmersa en un proceso de remodelación en el que países como Francia abogan por impulsar los eurobonos, los impuestos a las transacciones financieras y las políticas pro crecimiento, o como España, cuyo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido una 'autoridad fiscal europea'.

La remodelación podría no ceñirse únicamente a los eurbonos: según informaciones del dominical alemán Welt am Sonntag, un cuarteto integrado por el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, el presidente del Consejo, Herman van Rompuy; el del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi; y el jefe del eurogrupo, Jean-Claude Juncker trabajan en un plan para la reestructuación profunda de la eurozona. 

A este cuarteto le habría recaído el encargo de elaborar un plan de ruta, que afectará 'a todos los niveles' de la UE, en la última cumbre informal de sus líderes de la UE, el 23 de mayo. Van Rompuy, Barroso, Junker y Draghi trabajan, según ese medio, sobre cuatro puntales: reformas estructurales, unión banquera, unión fiscal y unión política y su resultante debe ser un plan concentrado en impulsar el crecimiento y no únicamente en la austeridad.

El BCE deberá estar preparado para actuar más decididamente y dotarse de mecanismos de supervisión sobre el conjunto del sector banquero, a modo de premisa para la creación de un fondo de rescate para la banca, cuestión hasta ahora rechazada por Merkel.