Público
Público

Alonso afirma que los Presupuestos no darán lugar a una negociación excluyente

EFE

El portavoz del grupo del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha destacado hoy que los Presupuestos Generales del Estado para 2010 serán "razonables" y "buenos para los ciudadanos", y por ello, "conceptualmente", no pueden dar lugar a "una negociación excluyente" con los demás grupos parlamentarios.

Alonso, en una conferencia de prensa celebrada en el Congreso, ha precisado que el Gobierno "tiene una pluralidad de aliados potenciales" y que ese factor tendrá su peso en la negociación de las cuentas públicas para el año próximo, que el grupo socialista ya ha comenzado con algunos grupos en lo que ha sido una toma de contacto.

De cómo serán los Presupuestos para 2010 Alonso no ha precisado nada, tampoco lo que tenga que ver con la subida de impuestos, y así, se ha remitido a lo que apruebe el Gobierno el próximo sábado en el Consejo de Ministros.

Será entonces, ha señalado, cuando se sepa qué tipos aumentarán y en qué cuantía.

Sólo ha explicado que no se revisará el IVA en los bienes o artículos de primera necesidad y que "hay margen para aumentar la presión fiscal", que resulta "inferior" respecto a la de la UE.

Pero, en palabras de Alonso, sí se conocen ya "las líneas centrales" de las cuentas públicas del año próximo, como la austeridad y la garantía de políticas sociales.

De acuerdo con estas dos premisas, el portavoz socialista ha manifestado que el Gobierno y el PSOE en el Congreso "podrán llegar a acuerdos con unos y con otros".

"Trataremos de recabar los máximos apoyos. Serán unos Presupuestos razonables, así que conceptualmente no puede ser una negociación excluyente", ha afirmado.

Alonso, con todo, ha lamentado que algunos partidos hayan rechazado ya el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno presente en el Congreso la semana próxima, previsiblemente el lunes o el martes.

Son los casos, ha recordado, del PP, "que ha dicho que no en agosto, incluso antes de empezar" a redactar el proyecto, y CiU, que ha avisado que será "difícil" el acuerdo por "motivos electorales", a juicio del portavoz del PSOE en la Cámara Baja.

Por tanto, para Alonso, "siempre que el Gobierno y el grupo socialista tengan una coherencia elemental para defender los Presupuestos no habrá problema para lograr acuerdos con grupos plurales".

Entre esos posibles aliados están IU e ICV, si bien los representantes de ambas formaciones en el Congreso, Gaspar Llamazares y Joan Herrera, expresaron hace pocos días su malestar con el Gobierno por el rechazo de los socialistas a una iniciativa contra el fraude fiscal.

Alonso ha subrayado en este sentido que "en la lógica del control del fraude fiscal" también se halla el PSOE y que el desacuerdo que surgió al final entre los dos bandos se debió a "cuestiones secundarias", de forma que, ha añadido, ese "episodio parlamentario no tiene por que empañar ningún acuerdo presupuestario".

ERC es otro posible aliado y con su portavoz en el Congreso, Joan Ridao, se reunirá el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Alonso ha declarado que no sabe si ambos hablarán sólo de la negociación presupuestaria, al igual que ha manifestado que desconoce a qué representantes de los partidos políticos recibirá el jefe del Ejecutivo.

Más noticias de Política y Sociedad